Una fuente anónima señala que se volverán a grabar varias partes de la cinta.

El primer corte del director de Rogue One: A Star Wars Story ya fue entregada a los ejecutivos de Disney. La película podría ser la consolidación del joven director Gareth Edwards, quien saltó a la fama por Monsters y tuvo críticas desiguales en su remake de Godzilla.

Sin embargo, de acuerdo con una fuente anónima de PageSix, los ejecutivos no quedaron nada contentos con el resultado del trabajo de Edwards, ni con la opinión de los espectadores que sirvieron para probar el corte del director.

“Rogue One no logra emocionar a la audiencia como lo hizo J.J. Abrams con The Force Awakens. Así que Disney ha pedido volver a filmar algunas partes de la cinta. Disney no se quedará con los brazos cruzados, y está exigiendo cambios, ya que los tests que han hecho de la cinta no han sido bien evaluados”, indicó la fuente anónima.

El informante indica que todos los ejecutivos coincidieron en remarcar que la película “no está a la altura de The Force Awakens.” A pesar de que los costos de producción de la cinta son muy caros, después de ver la cinta se decidió volver a filmar varias escenas, buscando alejarlas de la visión del director y acercarlas más a lo que creen que espera el público.

Por su parte, Disney indicó que la nueva ronda de grabación ya se tenía contemplada desde antes, todo con el fin de entregar una película de calidad. Tendremos que esperar hasta el 16 de diciembre de este año para ver el resultado final del filme.

fuente PageSix

temas