De la A a la Z: Esta es la historia de la creación de Dragon Ball

Hacemos un repaso histórico desde su origen hasta el final de uno de los mangas más importantes y populares de todos los tiempos: Dragon Ball.

¿Imaginaría Akira Toriyama el éxito que iba a representar Dragon Ball? A más de tres décadas de que el primer capítulo protagonizado por Goku y Bulma fuera publicado en las páginas de Shōnen Jump y que la animación cambiará de apellido al Z, GT, Kai y Super, con doblaje al español, catalán, euskera, gallego, valenciano, inglés, francés, italiano, alemán, portugués, árabe, inglés y cualquier otro idioma del planeta, Dragon Ball sigue siendo (y seguirá siendo) el shonen más exitoso de la historia.

Pero, fuera de que Toriyama es el padre de la saga, el Dragon Ball que conocemos no existiría si no fuera por dos personas: Kazuhiko Torishima y Jackie Chan.

Akira Toriyama y Kazuhiko Torishima (Shonen Jump)

El largo camino del mangaka.

Toriyama leyó manga hasta la primaria, luego cambió su afición por el cine, comenzó a leer manga nuevamente cuando ya trabajaba como publicista o, mejor dicho, cuando la empresa en la que trabajaba lo despidió y pasaba la vida de café en café sin mucho dinero. Un día encontró el anuncio de un concurso para autores emergentes que ofrecía 5 mil yenes al ganador.

“No creía que fuera muy tardado hacer uno. De hecho, en esa época no alcancé a terminarlo antes de la fecha límite. La oferta de ese concurso era de medio año y yo no podía esperar todo ese tiempo. Así que, pensé que mejor entraría en la convocatoria de primera publicación de la Shonnen Jump cada mes, aunque el premio sólo fuera de 100 mil yenes”, contó en una entrevista en el número 31 del Weekle Shonnen Jump en 2017.

Su esfuerzo fue un fracaso, no alcanzó ni mención honorifica, pero el editor Kazuhiko Torishima notó algo en su trabajo.

“Me dijo que la historia era aburrida, pero que el logo era hermoso y limpio, creo que también se refería a cómo había diseñado las onomatopeyas”.

Así nació una de las relaciones laborales más fructíferas en el cómic internacional. Torishima editó Dr. Slump, el primer gran éxito de Toriyama, duró de 1980 a 1984 y se editaron 18 volúmenes. Un año después de comenzar su poblicaciòn iniciò la transmisión de la primera adaptación animada de Arale y sus amigos.

Torishima es el Dr. Mashirito de Dr. Slump (Shonen Jump)

Torishima también fue quien ayudó a Toriyama a seleccionar su siguiente historia. Una historia sobre artes marciales.

“Kazuhiko es un tipo que no esconde nada y dice lo que siente. Creo que estamos hechos el uno para el otro. Las personas que no dicen las cosas son difíciles de entender para mí, así que no sería capaz de trabajar con alguien así”, dijo Toriyama sobre su editor, quien fue la inspiración para el personaje de Dr. Mashirito en Dr. Slump y Piccolo Daimao en Dragon Ball.

Entrevista de Akira Toriyama a Jackie Chan tal cual apareció en Bird Land Press #22, en diciembre de 1986.

El mangaka ha dicho en diversas ocasiones que en esa época era fan de las películas de Jackie Chan, sobre todo de El Maestro Borrachón (Suiken), así que:

“Como me gustaban ese tipo de cosas, Torishima me aconsejó que tratara de hacer un manga de Kung-fu tipo shonen, así que dibujé un one-shot llamado Dragon Boy. Eso tuvo una respuesta increíblemente positiva por parte de los lectores, así que decidí seguir ese camino para mi próximo trabajo serializado”.

La admiración que Toriyama siente por Jackie Chan es mutua. El actor y artemarcialista le rindió un homenaje en My Lucky Stars, en una escena en la que usa una botarga de Arale para pasar desapercibido en un parque de atracciones y atacar a unos yakuza.

Dragon Boy duró sólo dos capítulos. Contaba el viaje de Tanton, un niño con alas de dragón y peleador de artes marciales, y sus amigos hacia el país de las flores.

Goku y Bulma antes de ser ellos mismos (Shonen Jump)

Viaje al Oeste.

La historia fue bien recibida porque mezclaba peleas y el humor jocoso de Doctor Slump, pero no era lo épica que Akira necesitaba que fuera, así que tomó algunos de los elementos de Dragon Boy y los combinó con el cuento tradicional chino de Viaje al Oeste (la historia del Rey Mono), pero con más peleas de Kung Fu.

Dragon Boy (Shonen Jump)

Así nació Dragon Ball, protagonizada por Son Goku, nombre que deriva de Sun Wu-Kong, el Rey Mono, y Bulma, que físicamente es muy parecida a la protagonista de Tomato: Police Woman, un personaje anterior del mangaka. Bulma, Oolong y Yamcha representaban a personajes del cuento original, Viaje al Oeste, que iba a terminar cuando se reunieran las siete Esferas del Dragón. En esta primera etapa, Toriyama no tuvo reparo en meter cuanto elemento tradicional chino se encontrara. Por ejemplo, el personaje de Chaoz está inspirado en los los jiang shi, los llamados “vampiros chinos”, que no caminan, sólo flotan; mientras que Tao Pai Pai se inspira en la figura del actor Jang Lee Hwang. 

Tomato: Police Woman

La primer aparición de Goku y Bulma no fue en las páginas del manga, sino en una tarjeta postal enviada en octubre de 1984 a los miembros de Akira Toriyama Hozon kai un mes antes de que Shōnen Jump comenzara la publicación de Dragon Ball. Los personajes todavía no se habían dado a conocer al público en este momento.

Primera aparición de Goku y Bulma (Shonen Jump)

Explicar la trama de la saga está demás, pues quien no sepa qué es Dragon Ball es porque ha estado viviendo debajo de una piedra en el fondo del mar desde 1984 hasta la fecha.

“Al principio no se me ocurría nada. Quería que el protagonista fuera un niño normal, pero con alguna peculiaridad, como las alas del protagonista de Dragon Boy, de modo que le puse cola a Goku. Para que, aunque se escondiera en la sombra de una roca supieras que era él. Luego llegaron las siete esferas del dragón y, para buscarlas, le di el mismo sistema de locomoción que tenía el Rey Mono”, explicó Toriyama durante una entrevista.

Cómo el plan era terminar la historia una vez que juntaran las esferas del dragón, Torishima le sugirió a Toriyama que metiera más elementos de pelea para continuar la historia, así nació el torneo de las artes marciales.

“La esencia de Goku es la de alguien que se vuelve cada vez más fuerte, que no deja de superarse a sí mismo, y eso pasó al primer plano. Algunas de las historias más populares de Dr. Slump habían sido las de las competiciones deportivas, las carreras de vehículos, etc., de modo que utilicé la misma fórmula para crear el Gran Torneo de Artes Marciales (Tenka’ichi Budōkai). Retiré a todos los personajes excepto a Goku, recuperé a Kame Sennin (el maestro Roshi) e introduje a Krilin”, narra Toriyama, quien acepta que esta primera añadidura extra a su historia le molestó.

Los primeros Torneos de las artes Marciales rebozan de humor y alegría, incluso Toriyama se dibuja a sí mismo y a sus amigos como asistentes. A partir de este punto la popularidad de Dragon Ball no hizo más que ir en ascenso en Japón, y un año después en todo el mundo gracias a su adaptación animada.

Por cierto, la primera versión que llegó de Dragon Ball que llegó a México era conocida como Zero y el dragón mágico, debido a que nos llegó primero la versión estadounidense editada por Harmony Gold.

Su gusto por el cine quedó plasmado en los Monstruos de Universal que Goku y Krillin combaten en un torneo organizado por Uranai Baba, King Kong es representado por los Ozaru, el mono gigante en el que se convierte Goku, hay referencias a 2001: Odisea del Espacio, Star Wars, Alien, TerminatorSuperman I y II, Space Children, Star Trek, Robocop y un largo etcétera durante toda la serie.

Para la tercera parte de la aventura, Goku se enfrenta a la Patrulla Roja (Red Ribbon, una supuesta referencia al ejército comunista y a los Nazis) en una de las sagas más largas que hubiera tenido hasta ese punto. Toriyama uso la misma estructura de los Torneos de Artes Marciales y los mezcló con elementos del juego Sparta X de Famicon, “que en aquella época hacía furor y de las películas de kung fu, con enemigos a derrotar cada vez más fuertes y elaboré una trama diferente, más visual”, indicó Toriyama.

“Goku es el tipo de personaje en el que incluso si lo dibujas simplemente, si tienes el peinado correcto, puedes decir que es él. Para agregar aún más ‘Gokucidad’ dibuja sus cejas masculinas y afiladas, son su punto de encanto. Si la nariz te da problemas, adelante y déjalo fuera. Y ahí tienes a un Goku un poco más juvenil y de rostro fresco”.

Luego, en la recta final, llegó la saga del Rey demonio Piccolo Daimaō, que marca la cúspide de la historia original de Dragon Ball y marcará la pauta para la siguiente parte, Dragon Ball Z.

“Piccolo nació de mí tratando de crear un tipo realmente malo. Ese período fue el más interesante para dibujar” expresó Toriyama.

La saga original termina con Goku y todos sus amigos convertidos en adultos, casado con Chi Chi después de vencer al hijo del Rey demonio, que también se llama Piccolo.

“Sí, supongo que me gusta más Piccolo después de todo. De todos los enemigos, Demon King Piccolo es el que más me gusta, e incluso después de eso me gusta más Piccolo. Me gusta Piccolo sobre lo mismo que me gusta Goku. Con Vegeta, bueno, no me gusta mucho, pero fue extremadamente útil tenerlo todo. Para las cosas recientes, fue divertido dibujar a Mr. Satán. Cuando lo saqué por primera vez, no pensé que terminaría convirtiendo a Mr. Satán en un personaje tan importante. Pensé que solo sería un personaje de un tiro”, reveló Toriyama.

Dragon Ball Z

Hay que aclarar que Dragon Ball Z es el nombre que recibió la serie en la televisión después de que Goku se casa, pero el manga siguió llamadose Dragon Ball hasta su conclusión en 1995. Hacer a Goku adulto no afectó en nada la popularidad de la manga, ni la serie, al contrario. Goku crecía junto con los lectores y eso fue un enorme acierto por parte de Toriyama.

Una de las leyendas urbanas màs socorridas es que la Z es en realidad un 2 mal dibujados, otra que Toriyama le puso el Z para que no hubiera una continuación, ya que era la última letra del abecedario, otra afirma que viene de zenkai, una palabra que literalmente significa “última vez”.

“La mayor crisis para la serie fue cuando él me dijo que Goku crecería. Toriyama-Sensei amenazó con que, si Goku no crecía, no continuaría con la serie. Fue terrible de la manera en como lo hizo. Usted puede hacer crecer al protagonista, pero no me puede asustar así”, dijo el editor Kazuhiko Torishima.

La historia cambió drásticamente, se dejó fuera el humor y se intensifican las batallas con enemigos cada vez más poderoso. Se introduce el pasado saiyajin de Goku, que en realidad se llama Kakaroto. Sus nuevos enemigos son extraterrestres, enfrentando primero a su hermano, luego a Vegeta. Su origen es muy similar al de Superman, solo que Goku venció a la muerte mucho antes que el Hombre de acero. En el manga, el autor explora hasta el cansancio el miedo japonés a las explosiones, producto del trauma que les causaron las explosiones atómicas en Hiroshima y Nagasaki.

Boceto original de Goku llegando con Kaiōsama (Shonen Jump)

El nuevo final de la serie se daría en el planeta Namek, enfrentándose a Frezzer. Este corrupto líder extraterrestre es el villano definitivo de toda la saga. La pelea que sostiene con Goku es la más larga, tanto en el manga como en el anime, y su origen lo convierte en un verdadero criminal. Para crear al personaje, Toriyama se inspiró en el físico de Yû Kondô, su segundo editor.

“Goku salva al mundo, derrota a los saiyajins y viaja por el espacio. Freezer fue creado durante la época de la Burbuja (financiera japonesa), cuando los especuladores de terrenos gozaban de una especial mala fama, de modo que creé una especie de especulador espacial con los saiyajins como subordinados”, explico Toriyama.

Los emisarios de Freezer, Las Fuerzas Especiales de Ginew, están basadas en las series de sentai (como Power Rangers) de la que la hija de Toriyama era fan. “Como ella las veía siempre en la TV, acabé introduciéndolas en la serie”.

Elevando el Ki más allá de la muerte y el espacio.

Al final de la batalla contra Frezzer, Gokú queda convertido en Super Saiyajin, un guerrero legendario que aumenta su fuerza cada vez que pelea más allá de su límite. Los fans amaron el concepto, lo que hizo imposible que la saga terminara. Cómo Toriyama ya había hecho que Goku venciera a la muerte y surcara el espacio, sólo quedaba viajar en el tiempo. Así llegamos a la saga de Trunks del futuro y Cell.

“Lo de los viajes temporales fue duro y quizás fue la cuestión de las paradojas la que me llevó a acabar hasta el cuello. Durante esa temporada dibujaba lo de la semana en curso y no tenía idea de lo que pasaría la siguiente. Siempre acababa pidiendo consejo a mi editor”.

Toriyama estaba cansado y enfermaba constantemente debido al ritmo de trabajo que había estado manteniendo desde que inició Dragon Ball.

Bocetos originales de Cell (Shonen Jump)

También tenía problemas para saber hacia dónde irían las historias y entró en conflicto con Torishima porque originalmente los enemigos a vencer en la saga de Trunks del futuro eran los androides No. 19 y No. 20; pero al editor no le gustaron, por ser “un hombre viejo y un muñeco chino”. Luego introdujo a No. 16, No.17 y No. 18 para convertirlos en los nuevos villanos, pero Torishima no estuvo de acuerdo porque eran adolescentes. Toriyama tuvo que crear a Cell, pero no como él quería.

“El androide que más me gusta es Cell en su segunda Fase, pero cuando se lo mostré a mi editor, como le expliqué que tenía la habilidad de transformarse dos veces me dijo que tenía un aspecto estúpido y que era mejor si aceleraba su aparición de su forma perfecta”.

Cell es uno de los personajes que más trabajo le costó dibujar en toda la historia de Dragon Ball porque, según sus palabras, “tenía muchos detalles”. El rostro del personaje estuvo inspirado, nuevamente, por Yû Kondô. Al parecer Akira odiaba mucho a estos editores.

La idea era que al final de esa saga  Gohan quedará como el protagonista de la serie y Goku se mantuviera muerto, pero el personaje no tenía el carisma de su padre y tuvo que regresar.

La última genkidama

Toriyama tenía la intención de mostrar a toda una nueva generación de peleadores en el arco final de Dragon Ball, pero no pudo. No es que Gohan fuera un mal personaje, es sólo que no era Goku. Este nuevo peleador iba a la escuela, era superhéroe con identidad secreta y eso se sentía raro.

Bocetos originales de Buu (Shonen Jump)

Para la saga de Majin Boo, Goku y Vegeta se coronan como los héroes máximos en una historia que se sentía repetitiva. Toriyama decidió terminar definitivamente Dragon Ball con un pequeño cliffhanger que años después le permitió regresar. Sí, porque todo lo que ocurrió en GT no tuvo nada que ver con Toriyama, él sólo cedió los derechos de los personajes e hizo diseño nuevos de todos los personajes, pero no escribió nada más.

El tercer editor de Toriyama, Fuyuto Takeda, fue la inspiración para crear al personaje de Majin Boo.

Hace poco, le preguntaron a Toriyama cual creía que era el secreto de la popularidad de Dragon Ball y él contestó.

“Hace un tiempo, volví a leer la serie por primera vez en mucho tiempo, y aunque el arco de Frezzer tenía el suficiente suspenso como para captar mi interés… aún me preguntaba por qué era tan popular”.

Tras 519 capítulos, compilados en 42 tankobons, Dragon Ball dice Adiós el 5 de diciembre de 1995.