Los magnates poseen tarjetas doradas especiales que les permiten tener ese privilegio.

El fin de año se acerca, y con ello las noticias comienzan a escasear. Pero las anécdotas del mundo geek son interminables, como la existencia de poquísimas tarjetas especiales (que imitan a las tarjetas de crédito convencionales) que permiten a sus usuarios comer gratis en todos los McDonald’s del mundo (o de algunas regiones). Obviamente, los pocos que poseen estás tarjetas son figuras históricas de la empresa hamburguesera o celebridades que han sido cercanas a la marca.

Uno de ellos es Bill Gates, el magnate del software, que se volvió fan de McDonald’s gracias a su amigo Warren Buffett, otro de los hombres más ricos del mundo. Buffett es famoso por ser muy ahorrador, al punto de rozar la tacañería. Por eso, desde hace décadas se puso como propósito sólo gastar un máximo de 3 dólares en su desayuno, y encontró que en McDonald’s existían varias opciones que se ajustaban a su presupuesto. Gates se enteró de la costumbre de Buffett en un desayuno que tuvieron en Hong Kong, cuando acordaron comer juntos para hablar de negocios. El fundador de Microsoft se sorprendió de que Buffett, un archimillonario, decidiera que comerían en McDonald’s… y además lo sorprendió más ver que Buffett pagó usando una planilla de cupones.

Warren Buffet y Bill Gates almorzando en un McDonald´s

La fidelidad de Buffett con McDonald’s llevó a la marca a regalarle una tarjeta dorada que le permite comer gratis en cualquier local de la marca, pero sólo en la ciudad de Omaha, donde reside Buffett desde hace años. Gracias a eso, todas las cenas de navidad de la familia Buffett de los últimos años se realizan en un local de McDonald’s. Hace unos años, Buffett reveló que la única otra persona que conoce con una tarjeta similar es Bill Gates, que también procura evitar comer en lugares lujosos:

“Sólo conozco a algunos más [con la tarjeta dorada de McDonald’s]. Bill Gates tiene una. La de él, supongo, es valida en todo el mundo. La mía sólo es valida en Omaha, pero casi nunca salgo de Omaha, así que mi tarjeta es tan buena como al suya”, reveló Buffett.

Pero Gates no es el único miembro de la comunidad geek con una tarjeta similar. George Lucas, el creador de Star Wars e Indiana Jones, y Robert Downey Jr (el mismísmo IronMan) también tienen una tarjeta similar… pero que es valida en todos los locales de Burger King del mundo.

La historia de la tarjeta de Lucas es muy simple, Burger King decidió premiarlo con su tarjeta dorada por los acuerdos comerciales que tienen desde hace años, que les han permitido incluir juguetes basados en Star Wars en los paquetes infantiles de la marca. El caso de Robert Downy Jr es un poco diferente, Burger King le obsequió la tarjeta dorada por mencionar en un par de entrevistas a la marca, haciendo alusión a una escena de la primer película de Iron Man, en la que Tony Stark insiste en comer una hamburguesa con queso de Burger King.

En ambos casos, y a diferencia de Buffett y Gates, es difícil pensar que Lucas o Downy Jr sean clientes asiduos de la marca de hamburguesas, pero pueden presumir ser parte del selecto grupo de personalidades con una tarjeta tan especial.

vía Serious Eats

fuente CNBC

temas