Los stormtroopers, probablemente los enemigos más inútiles de Luke Skywalker y compañía, se han convertido en referencia cultural prácticamente desde que los conocimos en la pantalla de plata en 1977.

A pesar de ser los soldados menos imponentes de la cultura popular, los stormtroopers han alcanzado el estatus de iconos, sobre todo por su imagen: el uniforme y sobre todo el casco, poseen una estética impactante y dinámica.

El creador de estos diseños fue Andrew Ainsworth, el ganador de una auténtica guerra de las galaxias, ya que derrotó en tribunales a George Lucas por los derechos de comercialización de los cascos de estos personajes. Desde entonces los produce y vende a través de su página web.

La galería Saatchi parece estar en sintonía con la idea de que estos cascos son parte ya del inconsciente colectivo de varias generaciones y que son, de hecho, arte pop. Es por ello que la galería inglesa ha decidido rendirles un homenaje tanto a los soldados imperiales como a su creador, al que le comisionaron la elaboración de 19 cascos, por medio de una exposición en la que 19 artistas, entre los que destaca Damien Hirst, tunearon los cascos de acuerdo a las inquietudes creativas que les generaron estas piezas.

ku-xlarge
El casco de un stormtroopers, según Damien Hirst.

La exposición lleva el nombre de Art Wars y termina este fin de semana. En febrero del año entrante la casa de subastas Christie’s los pondrá a la venta, y espera tener una recaudación de entre 10 mil a 50 mil dólares por cada casco. El dinero derivado de esta subasta será entregado a la ONG Missing Tom. Si como nosotros no tienen unos miles de dólares de sobra, mejor échenle un ojo a esta galería con la piezas que estarán en venta a partir del próximo año.

temas