Arrestan a un hombre disfrazado del Joker por incendiar un auto de policía

El hombre supuestamente "prendió" fuego a una patrulla de la policía de Chicago.
(Foto: Warner Bros.)

Las manifestaciones en Estados Unidos han demostrado que el país se está tambaleando continuamente, y las personas que salen a manifestar están dejando claro que no quieren vivir en un mundo donde Donald Trump se ha encargado de exacerbar la división racial. Para manifestarse muchos ciudadanos estadounidenses han optado por utilizar disfraces de la cultura pop. Y uno de los más emblemáticos, por todo lo que representa, es el del Joker interpretado por Joaquin Phoenix.

También te recomendamos: Fans de DC protestan en Estados Unidos haciendo cosplay de Batman y Joker

Ahora, la policía está localizando y arrestando a los manifestantes que han decidido romperlo todo, quemarlo todo y rayar todos los monumentos (con razón, si me lo preguntan) para demostrar que nada vale más que la vida y que los sistemas de gobierno son más caducos que la leche de la conasupo.

En este contexto, un hombre que llevaba un atuendo del Joker inspirado en la película de Todd Phillips, fue arrestado mientras incendiaba un auto de la policía en Chicago. El maquillaje es el mismo que usan los seguidores del Joker y que ya hemos visto en otras manifestaciones.

Timothy O’Donell, nombre del manifestante, tiene 31 años y supuestamente colocó un objeto encendido en el tanque de gasolina de un automóvil de la policía de Chicago, lo que produce que el auto termine por incendiarse completamente.

O’Donell fue rastreado después de ser fotografiado con la máscara puesta porque tiene tatuajes distintivos, como uno que dice “Bonito”, escrito en el cuello. Las fotos están disponible en un documento del departamento de Justicia.

John Lausch Jr., Fiscal Federal para el Distrito Norte de Illinois declaró al respecto:

“Cualquier persona involucrada en un comportamiento destructivo, como prender fuego a un automóvil de la policía, debe saber que la policía federal utilizará todas las herramientas disponibles para responsabilizarlo. Continuaremos trabajando con el Departamento de Policía de Chicago y nuestros socios federales y estatales para detener y acusar a incendiarios y otros involucrados en delitos violentos”.

Desde luego, la policía está muy pendiente de los daños ocasionados a la propiedad pero poco preocupados por la segregación racial y la injusticia en el país vencino, por eso, y hablo a título personal, si es necesario que se incendie la Casa Blanca para que el Estado sea capaz de velar realmente por la seguridad de sus ciudadanos, entonces que ardan todas las Troyas, en cualquier parte del mundo.