Reportan desaparición de la muñeca Annabelle y ya nada podría ir peor en 2020

Ay, nanita.
(Foto: Jason R. Butler/Warner Bros.)

2020 es una pesadilla: con una pandemia, terremotos, explosiones y un aire de paz que nadie alcanza a percibir. Pero todo podría empeorar. En Twitter, se comenzó rumorear que la muñeca maldita Annabelle desapareció del Museo de lo Oculto, con sede en Connecticut, de los cuestionables demonólogos Ed y Lorraine Warren, y a pesar de que los rumores no han sido confirmados, se sospecha que la muñeca pudo haber sido robada del museo.

También te recomendamos: Murió Lorraine Warren, la investigadora paranormal en la que se inspiró El Conjuro

Las personas ahora ríen y hacen memes sobre la supuesta desaparición de Anabelle pero, si resultara ser cierto. ¿por qué las personas le temen tanto a una simple muñeca? Gracias al cine. El mito de Anabelle se popularizó después de que su historia presentada en The Conjuring (2013) resultara tan convincente para que Warner Bros. desarrollara una trilogía que comenzó con Annabelle (2014), siguió con Annabelle: Creation (2017) y que terminó con Annabelle Comes Home (2019). 

Se dice que los Warren son un completo fraude y no lo decimos nosotros, sino la escritora científica Sharon A. Hill, que explica que muchos de los mitos y leyendas que tienen qué ver con estos investigadores paranormales “aparentemente han sido obra suya”. Sea cual sea el caso, los Warren estuvieron detrás de algunos de los casos paranormales más famosos de la historia como Amityville o Enfield Upholstery Spirit, por lo que no cabe duda que al menos supieron cómo explotar sus historias de terror. 

El mito de Annabelle surgió en 1970 cuando una estudiante de enfermería recibió como regalo una muñeca más o menos fea. Según la joven, la muñeca parecía comportarse de una manera muy extraña (como si los juguetes tuvieran personalidad). El caso fue que estúpidamente, la estudiante y su compañera de cuarto aceptaron a Annabelle tal y como era, porque un médium les informó que estaba habitada por el espíritu de una niña llamada Annabelle. Al parecer cuidaron de ella hasta que se dieron cuenta de que no era una buena muñeca, sino más bien un monstruo. Fue cuando contactaron por primera vez a los Warren, quienes declararon que estaba poseída por múltiples demonios y la resguardaron en su museo al interior de una caja de vidrio… hasta ahora.

No sabemos si sea cierto que Annabelle desapareció, ¿pero quién demonios robaría una muñeca de trapo?

Aquí te dejamos algunos memes que generó la desaparición de Annabelle: