Tras Twilight pensábamos que el cine de vampiros se acabaría, pero estas películas nos regresaron la esperanza.

Desde hace siglos la imagen del vampiro fue una que evocaba respeto, e incluso miedo. Tenemos como un hito de esa figura la novela de Bram Stoker, la cual, si no han leído, definitivamente conocen. Así, con la llegada del cine vimos títulos cada vez más memorables, empezando con Nosferatu (1922), Vampyr (1932), pasando por The Fearless Vampire Killers (1967) y Dracula (1992), hasta Interview with the Vampire (1994) y Night Watch (2004).

De todos modos, desde siempre habíamos visto cintas que (cada quien sus gustos) no eran tan respetadas, como fue el caso de Underworld (2003) y Blade (1998). Pero el género se encontró un verdadero tropezón cuando Catherine Harwicke hizo la primera película de Twilight, una bomba del mainstream que transformó al vampiro.

Es importante recordar cuáles fueron las enormes transformaciones que la película basada en el libro de Stephanie Meyer hizo para la imagen del vampiro. Esta criatura en el mundo de la escritora podía estar bajo la luz y, por lo menos en la primera cinta, son seres amables, caritativos y cariñosos. El vampiro dejó de ser una criatura de oscuridad, deseo y pecado para convertirse en un diamante esperando a compartir puro amor.

Sin embargo, y afortunadamente, a pesar de ser una película que comercialmente arrasó con cada entrega de la serie, se continuaron los esfuerzos por seguir haciendo cine de calidad con un género tan desgastado. Peter Bradshaw de The Guardian, lo dice adecuadamente, un cineasta debe ignorar o tratar irónicamente la reinvención del vampiro de Stephanie Meyer. Y existen estos cineastas. Por eso decidimos hacer esta lista, la cual contempla las mejores películas que se hicieron en torno a este género tras el lanzamiento de la primera película de Twilight.

La lista es una selección que se hizo tomando en cuenta las historias que cuentan, el estilo o estética que tienen, así como el valor que han adquirido desde su estreno (y, claro, que nos gustaran). Seguramente no todas serán de su agrado, pero si el cine fantástico es lo suyo, estas cintas son esfuerzos que trataron de hacer algo con su género.

1. Let the Right One In (2008)

Let the Right One In es una película que deben ver, pero no deben confundirla con Let Me In (el refrito estadounidense). Esta cinta nos relata la historia de Oskar, un niño lleno de odio que encuentra su escape a través de Eli, una niña que es un vampiro. Ambos se usarán para cumplir sus objetivos. Ahora, esta cinta denota la soledad de ambos personajes y si bien se trata de una historia de vampiros, es la construcción de una amistad. Desde la estética, hasta las actuaciones y la historia (basada en el libro homónimo), ésta es una de las mejores películas de vampiros que se podrán encontrar.

2. Thirst (2009)

Si les gustó Oldboy, esta será una joya del mismo director que no se pueden perder. La historia nos lleva con Sang-hyeon, un cura que se ofrece para que experimenten con él, sin embargo, resulta que la transfusión de sangre lo infecta con vampirismo. De ahí, la vida de este personaje entrará en conflicto cuando pase de ser un hombre de Dios, a una criatura de la noche, llena de deseo por los placeres de la carne. Thirst, como las demás cintas de Chan-wook Park, es la evidencia de cómo este cineasta es un verdadero artista.

3. Kiss of the Damned (2012)

Regresemos a los Estados Unidos. Esta cinta es la opera prima de Xan Cassavetes, la hija del famoso cineasta John Cassavetes, a quien podrán recordar por su cortometraje con Bradley Cooper en New York I Love You. En fin, esta cinta nos lleva a una sofisticada sociedad de vampiros humanistas. Ahí está Djuna, una mujer que no consume sangre humana, hasta el día que conoce a Paolo, quien se convierte en su amante. Pero la vida monótona que alcanzan será interrumpida por la llegada de Mimi, la sanguinaria y sexy hermana de Djuna. Esta cinta tiene sus peros, sobre todo con la historia y los clichés, sin embargo, estilísticamente es admirable, pues Xan rinde homenaje al cine de la época de su padre.

4. Byzantium (2012)

Podrán recordar al director Neil Jordan por su adaptación de Interview with the Vampire de hace 20 años. En esta ocasión, Jordan regresa con la historia de dos mujeres, viviendo en la pobreza, huyendo de su pasado de cientos de años. Llegarán a las costas británicas, a un pequeño pueblo, donde Clara, la mayor de las dos, buscará establecer su propio burdel para que ella y Eleanor tengan dinero. Ahí, Eleanor encontrará a un amigo, a quien le confesará su pasado. Pero del pasado sólo podrán huir por un tiempo. Esta película, aunque no es la obra maestra de Jordan, es un retorno al género de una manera seria, con grandes actuaciones y talentos de producción de los estándares más altos.

5. Only Lovers Left Alive (2013)

La más reciente película de Jim Jarmusch, el aclamado director de Broken Flowers y Dead Man, es la historia de dos amantes y su reencuentro. Sin embargo, su reunión es el renacer de una relación que lleva cientos de años. Ante la inmortalidad, ambos deberán cuestionar su existencia, una muy larga, y recordar cuál es su sentido. Por si fuera poco, la llegada de la hermana de Eve, la amante de Adam, hará más complicada la situación. Esta cinta de Jarmusch no es cualquier película de vampiros, sexo y amor, ni siquiera se acerca al género de terror. Sino que, a través de una fantástica producción por parte del director, su equipo y los actores, retoman un tema esencial que cualquier ser eterno se debe hacer: ¿qué sigo haciendo aquí?

6. A Girl Walks Home Alone at Night (2014)

Con esta cinta cerramos la lista. Este primer largometraje de la directora Ana Lily Amirpour, una cinta que apenas llegó a México (festivales y ahora en cines comerciales). La película nos relata la historia de un joven y un vampiro en un pequeño pueblo iraní. El joven, en su inocencia, se enamorará de una chica, sin saber que ella es un ser que ha vivido demasiado tiempo. Toda en blanco y negro, con un gran soundtrack, esta película sí es una historia de amor. La película es un gran logro, como ópera prima. Simplemente por toda la estética y la fotografía, vale la pena echarle un ojo, sino es lo único que buscan, esta historia nos lleva a una perspectiva fresca sobre los vampiros.

temas