Perros son más inteligentes que los gatos

Un estudio reveló que los perros poseen significativamente más neuronas que los gatos.

Los gatos son mezquinos, independientes y nunca quieren estar con nosotros, pero también son hermosos. A diferencia de los perros, que son como tontos, emocionales y salivosos. Estas y otras características le han creado a los perros fama de estúpidos y a los gatos de inteligentes y sagaces. Nada más alejado de la verdad, al menos de acuerdo a un estudio recientemente publicado la revista Science.

La profesora en psicología y ciencias biológicas de la Universidad de Río de Janeiro, Brasil, Suzana Herculano-Houzel, junto a un equipo internacional de investigadores, realizó un estudio que consistía en contar las neuronas corticales en el cerebro de varios carnívoros, incluidos gatos y perros. El resultado arrojó que los perros poseen significativamente más neuronas que los gatos.

“En este estudio, estábamos interesados en comparar diferentes especies de carnívoros para ver cómo el número de neuronas en sus cerebros se relaciona con el tamaño de los mismos, incluidas algunas especies favoritas, como gatos y perros, leones y osos pardos”, dijo la profesora Suzana Herculano-Houzel, quien desarrolló el método para medir con precisión el número de neuronas en el cerebro.

Los resultados arrojaron que los perros tienen muchas más neuronas, aunque su cerebro no es representativamente más grande. Los perros tienen alrededor de 530 millones de neuronas corticales, mientras que los gatos tienen alrededor de 250 millones. En ambos casos es poco, en comparación con las 16 mil millones que hay en el cerebro humano. Así lo explica Herculano-Houzel, quien destacaque este hallazgo demuestra que los perros tienen una capacidad biológica de hacer cosas mucho más complejas y de forma más flexible –en la toma de decisiones– que los gatos:

“Creo que la cantidad absoluta de neuronas que tiene un animal, especialmente en la corteza cerebral, determina la riqueza de su estado mental interno y su capacidad de predecir lo que está a punto de suceder en su entorno según la experiencia pasada”.

El estudio también reveló que los mapaches, cuyo cerebro es del mismo tamaño que el de los gatos, tiene tantas neuronas como un primate, y que los osos tienen la misma cantidad de neuronas que un gato, a pesar de que el tamaño de su cerebro es mucho más grande.

Los carnívoros no son mejores que los herbívoros

Existen alrededor de 280 especies de mamíferos carnívoros viviendo en el mundo. Para este estudio, los investigadores analizaron los cerebros de uno o dos especímenes de hurón, mangosta, mapache, gato, perro, hiena, león y oso pardo.

Los científicos tenían la teoría de que los cerebros de los carnívoros deberían tener más neuronas corticales que los herbívoros de los que se aprovechan, pues la lógica dicta que los cazadores se esfuerzan más, cognitivamente hablando. Pero ese no fue el caso.

Los investigadores determinaron que la relación de neuronas al tamaño del cerebro en carnívoros pequeños y medianos era aproximadamente la misma que la de los herbívoros, lo que sugiere que existe la misma presión evolutiva sobre los herbívoros para desarrollar mecanismos de defensa contra los depredadores, que en los carnívoros que quieren atraparlos.

“Comer carne es considerado en gran medida como un solucionador de problemas en términos de energía, pero, en retrospectiva, está claro que el carnívoro debe imponer un delicado equilibrio entre cuánto cerebro y cuerpo puede permitirse una especie”, advierte el estudio que el cerebro es el órgano del cuerpo que más consume energía, en proporción al número de neuronas. Eso explica por qué las grandes especies carnívoras, como las leonas, se la pasan durmiendo la mayoría del tiempo.

Bueno, pues un mito más que se destruye. Probablemente en el futuro veamos un nuevo estudio que refute los resultados de este (o quizás no), pero mientras eso pasa celebremos a nuestros peludos amigos por igual ¿Qué importa si son soberbios o tontuelos? ¿Qué mas da?

fuente Science Bulletin

temas