Un equipo de investigadores encontró que Venus pudo haber contado con condiciones óptimas para la vida hace unos 3 mil millones de años. 

Venus actualmente es el planeta más cálido de nuestro Sistema Solar, así que es muy poco probable que condiciones como su temperatura, la actividad volcánica o la toxicidad de su atmósfera se presten para albergar vida. Pero un grupo internacional de investigadores expertos de la NASA encabezados por Michael Way, sospechan que este planeta pudo haber sido habitable alguna vez. Y no sólo eso, sino que lo fue durante miles de millones de años.

Para llegar a esta conclusión, el equipo llevó a cabo varias simulaciones distintas de lo que Venus pudo haber sido, utilizando la misma tecnología de los modelos tridimensionales que se utilizan para predecir el estado del clima en la Tierra, pero adecuándose a las condiciones de nuestro planeta vecino. De hecho, la idea principal de la investigación, además de averiguar qué es lo que originó la vida en nuestro planeta, también fue para comprobar qué tan similares fuimos con Venus hace miles de millones de años.

Venus

Así bien, cada uno de los modelos evolucionó distinto, dependiendo diversos factores como la duración de cada día o la cantidad de luz solar recibida. El primer  modelo simuló cómo pudo haber sido el clima venusiano hace 2,900 millones de años y arrojó resultados interesantes, como que tenía temperaturas moderadas, y varias condiciones óptimas para la vida que pudieron durar bastante tiempo.

Los expertos mencionan que aunque Venus recibe más radiación solar que la Tierra, las velocidades de rotación y traslación eran adecuadas para que la atmósfera del planeta pudiera ser habitable. Otro punto importante, fue que Venus estaba cubierto de nubes que protegían el suelo y sus océanos de la radiación. Utilizando datos topográficos de la nave Magallanes, se logró determinar que la temperatura promedio en Venus era de 11º C y que tardaba en orbitar el Sol en 243 días, así que su presión atmosférica era agradable.

Otro modelo simulaba a Venus hace 715 millones de años, y se encontró que para entonces, el planeta sólo había incrementado su temperatura en 4º C, un incremento que no hubiese afectado tanto el estado de su estructura. Sin embargo, el equipo todavía necesita más datos importantes acerca de Venus para poder determinar más precisamente qué fue lo que detonó que todas estas condiciones cambiaran.

vía Scientific American

fuente Cornell University Library

temas