La nave espacial alcanzó a enviar una imagen antes de accidentarse en el primer planeta del Sistema Solar.

El último día de abril del 2015 la sonda espacial Messenger se quedó sin combustible, impactándose a una velocidad de 14,080 kilómetros por hora contra la superficie de Mercurio, dejando un cráter de 16 metros sobre el planeta. Esto marcó el final de una misión de la NASA que se extendió por más de una década.

Messenger fue lanzada en agosto de 2004 y llegó a Mercurio en el 2011, convirtiéndose en la misión que más cerca ha estado del primer planeta del Sistema Solar.

mercurio2
La última imagen de la sonda Messenger

Este fin de semana, se informó que Messenger logró enviar una última imagen de la superficie de Mercurio minutos antes de estrellarse, y se ha tomado como su particular forma de despedirse. La foto corresponde a la cuenca de Shakespeare, lugar donde se estrelló la sonda.

Entre otros grandes descubrimientos, Messenger determinó la composición de la superficie de Mercurio, reveló su historia geológica, descubrió que su campo magnético interno está desviado del centro del planeta y certificó que sus depósitos polares son sobre todo agua helada. Un par de días antes de estrellarse la sonda mandó un par de imágenes de la superficie de Mercurio:

mercurio3
Foto tomada el 28 de abril de 2015

mercurio4
imagen del 27 de abril del 2015

Desde que se puso en órbita de Mercurio, el 17 de marzo de 2011, la sonda Messenger dio 4,105 vueltas alrededor del pequeño planeta. Sólo una nave espacial antes de Messenger, la Mariner 10 de 1974, se había aproximado al planeta más cercano al Sol.

vía io9

fuente io9

temas