Vacuna experimental para el VIH logró evitar el contagio en mujeres

Una vacuna experimental logró mostrar efectivamente prevenir el contagio del VIH en las mujeres a las que se les aplicó
(Foto: Getty Images)

Científicos desarrollaron una nueva vacuna experimental que logró evitar el contagio por el Virus de Inmunodeficiencia Humana en mujeres, que han sido mejores y dado mejores resultados que las píldoras que ya existen y se aplican como un método alternativo a la prevención del VIH y el SIDA.

Estas vacunas, hechas a partir del medicamento cabotegravir, demostró ser 89% más efectivo que las píldoras Truvada, que por ahora son el tratamiento preventivo con el que más se trabaja. Al igual que las píldoras, esta vacuna actúa como un mecanismo de defensa en el cuerpo para que no contraiga el virus y, por tanto, la infección.

La vacuna a base de cabotegravir, que por ahora sigue en etapa experimental, fue desarrollada por ViiV Helathcare, propiedad de la GlaxoSmithKline, en conjunto con Pfizer y Shionogi Limited, como parte de sus desarrollos farmacéuticos en el combate al VIH, que cada vez es más efectivo y reduce la letalidad de la enfermedad.

El estudio fue también auspiciado por el Intituto Nacional de Salud de los Estados Unidos, la Fundación Bill y Melinda Gates, así como de manera directa por la ViiV. Las autoridades sanitarias de Estados Unidos, comandadas por Anthony Fauci en el área de enfermedades infecciosas, reconoció que este avance al combate del VIH es crucial y de gran importancia.

Con este nuevo fármaco se pretende apoyar a mujeres que no pueden tener métodos de protección sexual en su vida diaria a través de los sistemas de salud pública, tratando de frenar el avance de los casos de VIH en el mundo y en regiones donde se vuelve una epidemia, como en distintos países de África.

Por otro lado, el desarrollo de la vacuna sigue avanzando, pues en su estado actual mostró desarrollar más efectos secundarios que las píldoras Truvada, sobre todo con náuseas y dolores de cabeza más prominentes y sostenidos. Sin embargo, el avance en el combate del VIH y el SIDA sigue avanzando.

(REUTERS/Wong Campion)

ANUNCIO