¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

La UNAM y la NASA confirman componente esencial para la vida, en Marte

El robot Curiosity encontró muestras de nitrógeno en suelo marciano.
(Aynur Zakirov)

Desde el 2012 la misión del Curiosity ha sido investigar hasta donde le es posible a nuestro vecino galáctico, Marte. Hoy se ha dado a concoer uno de sus mayores descubrimientos, y decimos mayores ya que se trata de uno de los componentes escenciales para la vida tal y como la conocemos en nuestro planeta: nitrógeno.

El nitrógeno es un elemento químico que en condiciones normales forma un gas diatómico que constituye del orden del 78 % del aire atmosférico.

Investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la NASA revelaron en conferencia de prensa que en la base del cráter Gale, en donde existió un lago hace aproximadamente tres mil 500 millones de años, el Curiosity encontró nitratos, “formas de nitrógeno esenciales para la vida y la habitabilidad como la conocemos en nuestro planeta, pues a partir de ellos se forman moléculas como proteínas y ADN”.

Tras analizar 14 rocas, se encontró que en los sedimentos lacustres más antiguos se presentan las concentraciones más altas de nitratos, mientras que en los más recientes hay una menor cantidad, lo que podría significar que hubo un cambio en la química atmosférica del planeta, en algún punto de su historia.

La cantidad de nitrógeno encontrada en los estratos más antiguos era útil para que se pudieran alimentar las comunidades microbianas que existieron en el lago del cráter Gale.

“Ese cambio pudo haber traído consecuencias drásticas para la vida marciana, si alguna vez existió, como la adquisición de la habilidad de transformar el nitrógeno atmosférico en sus propios nutrientes nitrogenados, o provocar una crisis de nitrógeno que condujera a la extinción”, explicó el doctor Rafael Navarro González, investigador del Instituto de Ciencias Nucleares (ICN) de la UNAM.

De acuerdo a los investigadores, si existiera vida en Marte esta estaría en el subsuelo y dependerían de los nitratos generados en la atmósfera por impactos de asteroides cuya cantidad sería mínima y, en consecuencia, estarían restringidos a niveles muy bajos de nitrógeno. “Pero si los organismos en Marte desarrollaron la habilidad para utilizar el nitrógeno atmosférico, no estarían limitados al suministro natural de nitratos, debido a que esta ruta metabólica les hubiera permitido subsistir hasta la actualidad”.

Los resultados de esta investigación se publicaron en el último número de la revista Journal of Geophysical Research, en un artículo donde el doctor Rafael Navarro González, investigador del Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM, es el primer autor de un grupo de 29 científicos de diferentes países, incluyendo México, Estados Unidos (de cuatro centros de la NASA), Francia, España y Suecia.