Ferrari construyó el P80/C para un solo cliente

Los de Maranello se esmeraron en crear una joya destinada a tener sólo un dueño.

Hay una especie de seres humanos que son tan, pero tan adinerados, que no sabemos nada de ellos. Los intuimos por sus acciones o en este caso por las joyas tecnológicas que compran. Nos referimos al Ferrari P80/C, un hypercar creado por los de Maranello para un solo cliente.

El auto está inspirado en los clásicos 330 P3/P4, el Dino 206 S de 1966 y los Ferrari 250 LM. Pero no por homenajear a los héroes de antaño tiene el alma vieja, Ferrari promete puede matar cualquier pista del mundo.

La construcción del auto tomó 4 años y de acuerdo a la compañía, el diseñador Flavio Manzoni y los ingenieros de rendimiento y aerodinámicos del fabricante de automóviles trabajaron codo a codo con el comprador. Porque el dinero lo puede todo en Maranello.

En materia aerodinámica la marca asegura haberse beneficiado de la experiencia ganada con el 488 GT3, pero sin las restricciones de la competición y buscando un equilibrio aerodinámico entre ambos ejes. Las entrañas del auto se basan en el 488 GT3 track car, ligeramente estirado para acomodar el diseño y las posturas más agresivas. Incluye faros y luces traseras que se reducen a rendijas apenas (evocadoras de las tomas de aire delanteras del 330 P3 / P4), y un extremo trasero dejado expuesto para facilitar el enfriamiento y el flujo de aire.

El motor es por tanto un 3.9 litros V8 biturbo “sin restricciones”, lo cual podría indicar que alcanza los 720 CV que ofrece en algunos modelos de calle de la marca.

El interior del supercoche apenas integra dos asientos tipo báquet de fibra de carbono, un cuadro de instrumentos digital, un volante similar al de un Fórmula 1 y una consola central repleta de controles.

Hasta ahora Ferrari no ha revelado la potencia de este diablo rojo ni el costo ¿Será posible que podamos verlo un día en la pista?