¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Los últimos 5 años han sido los más calurosos registrados por la ciencia

La Organización de las Naciones Unidas está convocando a los líderes de todo el mundo a una cumbre especial.
(Pixabay)

Los científicos, activistas y diferentes organismos no gubernamentales no se han cansado de advertir sobre las consecuencias del calentamiento global y el cambio climático.

Para abonar a estas admoniciones, la Organización de las Naciones Unidas acaba de publicar un informe donde se muestra que el periodo de cinco años que arranco en 2015 y termina en 2019, está programado para ser el más caluroso que se haya registrado en ese mismo lapso de tiempo.

También te recomendamos: La ciencia calcula “el punto de no retorno” del cambio climático

El documento, se fundamenta en datos compilados por la Organización Meteorológica Mundial de la ONU, la cual encontró que los humanos ya han calentado el planeta a un promedio de 1.1 grados Celsius por encima de las temperaturas preindustriales y que la pérdida de la capa de hielo antártica se está acelerando.

El informe se publicó en la Agence France-Presse y en parte estima que:

“la extensión del hielo marino ha disminuido en una tasa del 12% por década durante los últimos 40 años, mostrando una aceleración entre 2015 y 2019”.

Además, señala el informe:

“En general, la cantidad de hielo perdido de la capa de hielo antártica aumentó en un factor de seis cada año entre 1979 y 2017, mientras que la pérdida de glaciares de 2015 a 2019 también es la más alta en cualquier período de cinco años registrado”.

Si bien eso ya significa que las cosas no marchan nada bien, lo más terrible es que el informe de la ONU señala que los humanos no están cerca de las “emisiones máximas”, esto se pondrá peor y es que el océano, que absorbe la mayor parte del exceso de calor retenido por el planeta debido al cambio climático, tuvo las mediciones de contenido de calor más altas en 2018 que en cualquier otro año registrado.

El documento advierte que si los países no toman medidas más drásticas que las estipuladas en los Acuerdos de París, las emisiones de CO2 podrían generar un calentamiento de 2.9-3.4 grados centígrados para el 2100 y sería un verdadero infierno.

La ONU insiste en que se deben triplicar los esfuerzos para reducir el CO2 y mantener el calentamiento de la Tierra por debajo de los 2 grados centígrados. Por eso, la Organización de las Naciones Unidas está convocando a una cumbre especial en su sede de Nueva York con la finalidad de generar una mayor conciencia en los líderes mundiales sobre el tema.