Calculan “el punto de no retorno” del cambio climático

(Pixabay)

Científicos auguran que si no se toman medidas rápidamente, la temperatura terrestre se elevaría y esto tendría consecuencias catastróficas.

Parece increíble que exista gente que crea que el cambio climático no existe y que piense que todo se trata de un gran complot, cuando existen resultados que lo hacen más que evidentes y lo que es peor parece que cada vez nos acercamos más a un momento donde no habrá marcha atrás. Un nuevo estudio publicado por Earth System Dynamics, dice que podríamos cruzar un punto de no retorno en el que sería casi imposible evitar que la temperatura de la Tierra suba dos grados centígrados, lo cual es muy peligroso.

El estudio considera que si los gobiernos del mundo no inician una transición a fuentes de energía limpias para 2035 pasaremos a un punto de no retorno. Henk Dijkstra, profesor de la Universidad de Utrecht en Holanda y uno de los autores del estudio, afirmó a través de un comunicado:

“En nuestro estudio demostramos que hay plazos estrictos para tomar medidas climáticas. Concluimos que queda muy poco tiempo antes de que los objetivos de París se vuelvan inviables”.

El objetivo del Acuerdo de París era reducir las emisiones de gases lo suficiente para evitar que el planeta cruzara ese terrible límite, pues los científicos han determinado que más de 2 grados de calentamiento podrían tener efectos catastróficos.

Desde luego, el 2035 no es una fecha exacta y podría cambiar, pero todo depende de las medidas que se tomen al respecto. Por ejemplo, si las nuevas tecnologías llegasen a eliminar los gases de efecto invernadero en la atmósfera o si las energías renovables crecen con mayor rapidez (a un ritmo de 2% anual), las cosas podrían ser distintas, pero si no sucede la fecha límite llegará pronto que tarde.

Las fatídicas consecuencias

Si los objetivos establecidos en el Acuerdo de París no se consiguen, entonces los efectos del cambio climático serían terribles. Van desde el crecimiento de los mares, olas de calor abrasador, sequías, incendios forestales hasta tormentas extremas.

Las cantidades de dióxido de carbono y otros gases que se generan de la quema de combustible fósil ya han alterado la atmósfera de la Tierra, sólo piénsalo un segundo, las estaciones del año parecen cada vez más enloquecidas. La atmósfera está atrapando más calor del sol y la temperatura se ha incrementado un grado centígrado más que en los tiempos preindustriales.

Como señalan en el estudio publicado por Earth System Dynamics:

“Hoy en día, la pregunta no es qué tanto, sino cuánto y cuán rápido cambiará el clima como resultado de la interferencia humana, si este cambio será fluido o desigual”.

Los científicos concuerdan en que si las energías renovables crecieran un 5% anual en lugar de un 2% el punto de no retorno podría retrasarse hasta 10 años y recalcan que si la temperatura en la Tierra se eleva 2 Cº es muy factible que pueda alcanzar los 4 o 5 grados con mayor rapidez, lo cual significaría que el mundo, como lo conocemos, estaría llegando a su fin.

Por otro lado, los investigadores esperan que tener una fecha aproximada del punto de no retorno genere un sentido de urgencia respecto al cambio climático.

fuente Earth System Dynamics