Humo de incendio del Amazonas convirtió el cielo brasileño en una larga noche

La tarde de Sao Paulo se convirtió en noche por culpa de los incendios en el Amazonas
(Foto: NASA)

La selva del Amazonas es uno de los pulmones principales de nuestro planeta y hasta el día de ayer, 20 de agosto, según CNN, el Instituto Nacional de Investigación Espacial reportó que un total de 72,843 incendios en Brasil, más del 80% en comparación con el mismo periodo de tiempo que el año pasado.

También te recomendamos: La imagen viral que ilustra el alarmante grado del derretimiento en Groenlandia

Ahora, el humo que provocaron los incendios forestales de la selva amazónica fue tan grande que sumió en la oscuridad, como si se tratase de Mordor, el lunes 19 por la tarde a la ciudad de Sao Paolo. Así lo informó The Washington Post.

El informe explica que la combinación del humo con las nubes y un frente frío fue lo que provoco este efecto de oscuridad sobre Sao Paulo. Además, los incendios que se están produciendo en el norte de Brasil, han llevado a declarar al Amazonas en estado de emergencia.

(Foto: Bruno Rocha)

En una entrevista con Globo, Josélia Pegorim, meteorólogo de Climatempo, explico que:

“El humo no provenía de los incendios en el estado de Sao Paulo, sino de incendios muy densos y amplios que han estado ocurrriendo durante varios días en el estado de Rndônia y Bolivia. “el frente frío cambió de dirección y sus vientos transportaron el humo a Sao Paulo”.

El incendio de Rondônia, ubicado cerca de Bolivia, ha quemado casi 1,000 hectáreas. El humo espeso de este incendio está provocando problemas de salud y ya ha obligado a desviar un avión debido a problemas de visibilidad, según Painel Politico, una publicación brasileña.

De acuerdoc los informes, este incendio es de origen humano, los cuales son bastante comunes en la Amazonía, pues durante los meses más secos como julio y agosto muchas personas utilizan el fuego para mantener tierras de cultivo y pastos o para despejar la tierra con otros fines. El problema es que cada vez los incendios son más grandes.

Por otro lado, los grupos ambientalistas culpan al gobiernos del presidente Jair Bolsonaro por el incremento de la deforestación ya que el mandatario a relajado los controles de tala en el país.