¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Se confirma la caída de uno de los meteoritos más antiguos en Costa Rica

El objeto que cayó el 23 de abril sobre el techo de una casa en San Carlos fue confirmado como un meteorito.
(NASA)

Un objeto que causó sorpresa cuando perturbó los cielos sobre Costa Rica con un retumbar y una estela luminosa resultó ser un meteorito, confirmó la Universidad de Costa Rica (UCR).

El meteorito creó un rayo de luz, conocido como bólido, antes de impactar, el 23 de abril, en la ciudad norteña de Aguas Zarcas, según especialistas de la Escuela Centroamericana de Geología de la UCR. “Es un meteorito de piedra condritica, compuesto principalmente de silicio, hierro y magnesio”, dijo la UCR en un comunicado.

El llamado “Meteorito de Aguas Zarcas” tiene un peso de 1,071 gramos en su fragmento principal, que fue analizado por los geólogos en la casa en la que cayó.

Numerosos otros fragmentos fueron distribuidos alrededor del sitio, y muchos de ellos fueron recuperados por vecinos en el área. Los expertos estiman que el meteorito tiene alrededor de 4.560 millones de años, aunque se necesitan más estudios para confirmar su edad, según la institución.

Durante la entrada a la atmósfera, el meteoro se somete a temperaturas superiores a los 1.500 grados centígrados, lo suficiente para derretir su superficie rocosa, de modo que se conserva una corteza vítrea y derretida”, dijeron los geólogos Gerardo Soto, Óscar Lücke y Pilar Madrigal en un informe de su visita al sitio de la caída.

(UCR)

Esta es la primera vez que los científicos costarricenses han tenido la oportunidad de observar y analizar un meteorito recuperado en el país. “El evento Aguas Zarcas es un descubrimiento extraordinario y de gran interés científico a nivel nacional e internacional que trasciende cualquier posible valor económico que pueda asignarse a los fragmentos”, dijeron los geólogos en el informe.

Destacaron que el hallazgo es importante “para el estudio de la edad y la composición del Sistema Solar, así como para comprender la génesis de las partículas de origen orgánico que luego permitió el desarrollo y la evolución de la vida en el planeta”.