Se prohíbe la venta de refrescos y comida chatarra a menores en Oaxaca

1 de cada 20 menores de 5 años y 1 de cada 3 entre los 6 y 19 años padece sobrepeso u obesidad en México.
(pixabay/ Shirley810)

Los niños y niñas de Oaxaca ya no podrán ir a la tienda a comprar refrescos o comida chatarra por que los diputados de la LXIV Legislatura del Estado aprobaron con 31 votos a favor modificar el artículo 20 Bis de la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes para “prohibir vender, regalar, distribuir o promocionar productos no saludables a menores de edad”.

La nueva legislación fue validada por una consulta pública ciudadana y contó con el respaldo de la Unicef y el Subsecretario de Salud Federal, Hugo López Gatell.

La nueva legislación No prohíbe el consumo de estos productos entre los menores, sólo impide que puedan comprarlos por sí mismos. Los padres de familia o adultos a cargo de los infantes serán quienes proporcionen o no los refrescos o alimentos chatarra.
De acuerdo a cifras de la OCDE, México está perdiendo 5.3% por problemas derivados de la obesidad que tiene el 73% de la población, de los cuales el 34% sufre obesidad mórbida.

Los diputados de Oaxaca aseguraron que esta reforma no afectará a las pequeñas tiendas de abarrotes ya que “podrán continuar normalmente la venta de refrescos y alimentos chatarra, y la única limitación es que no podrán hacerlo a menores de edad” al igual que ocurre con otros productos nocivos para la salud como los cigarros y las bebidas alcohólicas.

Uno de cada 20 niñas y niños menores de 5 años y 1 de cada 3 entre los 6 y 19 años padece sobrepeso u obesidad. Esto coloca a México entre los primeros lugares en obesidad infantil a nivel mundial, problema que se presenta más a menudo en los estados del norte y en comunidades urbanas.