Científicos proponen construir un elevador espacial para llegar a la Luna

Y no suena tan descabellado después de todo.
(Foto: TICbeat)

-¿A qué piso se dirige? -A la Luna, por favor. Vaya, pareciera una broma o una idea muy, muy descabellada, pero un par de astrónomos de las universidades de Cambridge y Columbia creen haber encontrado una alternativa a todos los conceptos anteriormente planteados para llevar al hombre a la Luna: por medio de un cable apenas más grueso que la punta de un lápiz y que incluso, aseguran, no tendría porqué ser excesivamente costoso. Sería como un gancho celeste, apunta Techcrunch, en vez de un enorme tobogán como podríamos imaginarlo.

También te recomendamos: Así despertó el mundo un día después de que conquistamos la Luna

En la investigación publicada apenas el 25 de agosto en el archivo de en línea arXiv, Zephyr Penoyre y Emily Sandford sostienen que es tecnológicamente y económicamente posible construir un “elevador espacial lunar”, que no necesariamente tendría que transportar astronautas o carga desde la superficie terrestre hacia la órbita de la Luna, eliminando la posibilidad de una catástrofe al mantener la línea atada a nuestra superficie. Además, señalan que la Línea Espacial, o Spaceline, como la llamaron, podría ser construida con materiales existentes.

Para imaginar el funcionamiento de la Spaceline, una simple explicación de NBC News resume que:

“Los futuros viajeros espaciales usarían una nave espacial para volar desde la Tierra hasta el final del cable colgante, que se mantendría tenso por la gravedad de la Tierra, y luego se transferirían a vehículos robóticos alimentados por energía solar que subirían el cable a la Luna“.

Entonces, el cable estaría atado a algún punto de la superficie de la Luna y se extendería aproximadamente 225 mil millas hasta un punto relativamente cercano a la Tierra, atravesando el punto Lagrange sin que pudiera interferir con algún satélite o fuera destruido por la fuerza de rotación y atracción gravitacional. “La línea se convierte en una infraestructura muy parecida a un ferrocarril temprano: el movimiento de personas y suministros a lo largo de él es mucho más simple y fácil que el mismo viaje en espacio profundo”, dijo Penoyre a la revista Futurism.

Si algún día se llegara a construir alguno estos elevadores, los investigadores piensan que su idea podría servir para transportar telescopios orbitales, centros de investigación y cualquier clase de instalación.