¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Encuentran restos casi intactos de un cachorro de 18 mil años de antigüedad

Se cree que podría pertenecer a una especie intermedia entre los perros domésticos y los lobos.
(Foto: The Siberian Times)

En el corazón de la madre Rusia unos científicos encontraron el cadáver de un misterioso cachorro. Escondido en el paisaje helado de Siberia (perfecto para conservar materia orgánica durante un largo tiempo) encontraron los restos de este canino que tiene casi 20,000 años de antigüedad. Una de las cosas que más desconcertó a los investigadores fue que no pudieron identificar inmediatamente a qué especie pertenecía el cachorro, aunque se cree que podría ser un eslabón intermedio entre los perros domésticos y los lobos.

También te recomendamos: Las vacas que utilizan visores VR Son capaces de producir mejor leche

El cachorro que fue encontrado en las inmediaciones del río Indigirka en Siberia e inmediatamente recibió el nombre de Dogor, que en el idioma hablado en esta región significa “amigo.” Las duras condiciones climáticas siberianas propiciaron que el canino se conservara en buenas condiciones. Su pelaje, dientes e incluso sus bigotes están en buenas condiciones, sobre todo considerando que se estima tiene 18,000 años.

(Foto: The Siberian Times)

El cachorro está siendo estudiado por el Centro Sueco de Paleogenética, que actualmente “cuenta con el banco de ADN canino más grande de Europa, pero no pudieron identificarlo en el primer intento”, comentó Love Dalén, profesor del Centro. Se estima que al morir Dogor tenía unos dos meses de edad, aunque todavía no se sabe si es un perro doméstico como ahora los conocemos, un lobo o alguna especie intermedia.

Los seres humanos se asentaron en esta región de Siberia hace unos 32,500 años y se estima que los perros fueron domesticados hace 10,000 y 40,000 años, por lo que Dogor podría estar, al menos en teoría, en cualquiera de los eslabones conocidos. Podría ser desde un buen cachorro doméstico hasta un potencial lobo feroz en sus primeros meses de vida.

(Foto: The Siberian Times)

La región de Siberia en Rusia también ha conocido otros descubrimientos similares. Durante las últimas décadas se han encontrado varios mamuts. El más famoso fue uno de 28,000 años de antigüedad que recibió el  nombre de Yuka y que fue descubierto cerca del río Kondratievo en Siberia allá por 2010.