Pacientes recuperados de COVID-19 que dieron positivo de nuevo ya no transmiten la enfermedad

Los pacientes recuperados ya no esparcen el virus de acuerdo con una nueva investigación.
(Reuters)

Los científicos y médicos de varias partes del mundo estaban observado que muchos pacientes que ya se habían recuperado del COVID-19 volvían a dar positivo para la enfermedad. Aunque al principio parecía una situación preocupante, un nuevo estudio ha mostrado que estas personas ya no pueden transmitir la enfermedad, y de hecho parece que desarrollan un tipo de inmunidad una vez que vencieron al SARS-CoV-2.

También te recomendamos: ¿Por qué un acelerador de partículas puede ayudar a la lucha contra el coronavirus?

De acuerdo con la información revelada por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Corea las personas que vuelven a dar positivo en pruebas de COVID-19 después de recuperados ya no son focos de infección para los demás. El Centro analizó los casos de 285 personas que volvieron a enfermar del nuevo coronavirus. Una vez recuperados pasaron entre 1 y 37 días para que volvieran a presentar síntomas, aunque el promedio fue de 14 días.

Al revisar cuidadosamente los casos, los investigadores descubrieron que el 48% de ellos (es decir 126 pacientes) volvieron a presentar los síntomas relacionados con la enfermedad. Dado que muchos de ellos ya habían sido de alta de los centros médicos, ya habían tenido contacto con personas cercanas. Los científicos estudiaron a 785 personas que habían tenido algún tipo de contacto con ellos, y resultó que ninguno había enfermado ni presentaba síntomas.

Por otra parte los investigadores hicieron pruebas de sangre en 23 casos de pacientes recuperados del COVID-19 que habían dado positivo nuevamente, y encontraron que el 96% habían desarrollado anticuerpos que neutralizaban el virus SARS-CoV-2.