En la Edad de Bronce los hombres ya comían algo muy similar al tocino.

Una nueva investigación de la Academia Europea de Bolzano sobre Ötzi, la momia de 5,300 años de antigüedad que fue descubierta en septiembre de 1991 por dos alemanes en los Alpes de Ötztal, reveló que comía una carne curada conocida como speck (una especie de tocino gordo). Un tipo de carne que actualmente se puede encontrar en algunas tabla de embutidos.

Esto quiere decir que los hombres prehistóricos de la Edad de Cobre –al menos los europeos– comían speck hace más de 5 mil años. Albert Zink, el experto en Ötzi, ha estudiado el contenido estomacal de la momia durante años, ahí fue donde hace seis años encontró rastros de una especie de cabra salvaje que habita los Alpes. A este descubrimiento, Zink le dio seguimiento y llegó a la conclusión de que Ötiz curaba la carne y obtenía tocino.

Gracias a un análisis de la nanoestructura de la carne de cabra que se encontraba en Ötzi, Zink determinó que la carne cruda había sido cocida y curada debido al desgaste que presentaban las fibras. Además, adjudica el proceso de curación al tiempo que el alimento logró sobrevivir en el estómago de la momia.

Antes de este descubrimiento se pensaba que la carne curada se remontaba a Persia y Grecia unos 2,500 años atrás. También existen descubrimientos similares en las culturas de la Edad de Piedra que habitaban las Grandes Llanuras y las praderas canadienses. Pero hoy sabemos que también los europeos lo llegaron a hacer. Gracias Ötzi.

vía Gizmodo

fuente The Local

temas