Orugas peludas y venenosas aterrorizan la costa este de Estados Unidos

Acariciarlas no es buena idea.
(Virginia Department of Forestry)

Las orugas peludas son la cosa más tierna que verás hoy, pero también una de las más terroríficas (más o menos como tu ex). Vulgarmente se les dice orugas peluche, pero de suavecitas no tienen nada. De hecho su veneno causa fuertes vómitos en las personas, y en general se recomienda alejarse de ellas. En tiempos recientes la costa este de EE. UU. ha visto crecer el número de este curioso y peligroso insecto, cómo si no tuviéramos suficiente con las avispas asesinas.

El Departamento de Silvicultura de Virginia ha recibido reportes de un creciente número de orugas peluche en aquella región. La orugas (cuyo nombre científico es Megalopyge opercularis) miden unos cinco centímetros y sobre sus espaldas cargan una cubierta que recuerda al pelo. Sin embargo en realidad son sus espinas venenosas que en caso de contacto pueden ocasionarnos hinchazón, comezón, náuseas y vómitos. Es necesario acudir a un médico en caso de una picadura, dependiendo de la reacción.

Una mujer que fue picada por la oruga dijo que se sintió como “un cuchillo caliente pasando lentamente por mi pantorrilla.”

De acuerdo con el Departamento de Silvicultura de Viriginia, las orugas peludas se alimentan de hojas de hojas de roble y olmo, y suelen encontrarse en parques y otros lugares parecidos. Además recomiendan mantenerse alejados del insecto, por más ganas que tengas de acariciarlo. Créenos, no es buena idea.

Las orugas peludas son inusuales en Virginia, algo que tomó por sorpresa a los habitante. Es más común encontrarlas más hacia el sur, especialmente en Texas. Sin embargo es posible que el cálido y húmedo verano del estado haya atraído al curioso animal. Otra posibilidad es que las variaciones en el ambiente causadas por el cambio climático hayan propiciado su aparición en tales regiones. Sin embargo no podemos afirmar esto con toda seguridad, pues esta clase de insectos, al igual que las polillas y mariposas, suelen aparecer en ciertos períodos del año.