Fuente: MissMessie.

Una historia de amarillismo y desinformación en tiempos de internet.

La Nutella tiene un montón de usos que van desde untarla en una rebana de pan hasta ocuparla para cumplir alguna fantasía sexual. Sin embargo, luego de que varios medios de comunicación dieran a conocer un estudio publicado en mayo del 2016 por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés), empezó a circular el rumor de que el producto insignia de Ferrero provocaba cáncer. Pero ¿qué tan cierto es todo esto?

La famosa crema está elaborada a base de ingredientes como cacao, leche y avellanas. Además también contiene aceite de palma, un producto de origen vegetal, rico en vitamina A y E, que se obtiene de la fruta de la palma y que ayuda a que la comida sea más fácil de untar. Es el segundo aceite con mayor volumen de producción en el mundo, sólo por debajo del aceite de soya.

El estudio de la EFSA se centra en los niveles de toxicidad de contaminantes en alimentos derivados del procesamiento del aceite vegetal. Según la investigación, se detectaron tres agentes cancerígenos de entre los cuales el glicidol y el 3-MCPD se forman en el aceite de palma, luego de que se calienta a más de 200 C°. Esto ocurre durante los procesos para eliminar el color y el olor del aceite cuando se está refinando, principalmente cuando se trata de la desodorización, misma que ocurre a los 250 C°. Sin embargo el estudio establece que es seguro consumir diariamente hasta 0.8 microgramos de 3-MCPD por cada kilogramo de aceite, una cantidad mayor a la que regularmente ingerimos. De hecho, sólo si se consumen 77 microgramos al día las probabilidades de contraer cáncer aumentan un 10%.

La historia del glicidol es un poco diferente. Los científicos realizaron pruebas con ratas y determinaron que la ingesta de 10.2 miligramos de glicidol por kilogramo al día causó tumores en un 25% de los animales. Pero el organismo de los humanos no es igual al de las ratas de laboratorio, y datos de la investigación aclaran que las personas consumimos alrededor de 1/25,000 partes de la cantidad de glicidol que podría causarnos daño, tomando como base las pruebas que se hicieron con los roedores. En otras palabras, estamos lejos de consumir glicidol en cantidades que puedan representar un verdadero peligro para nuestra salud.

El estudio señala al aceite de palma, uno de los ingredientes de la Nutella.

Por su parte, la propia Ferrero dio una explicación acerca del contenido de aceite de palma en sus productos:

“La salud y la seguridad de los consumidores es la primera e indiscutible prioridad para Ferrero y confirmamos que nuestros productos son seguros.

EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria – por sus siglas en inglés) ha analizado la presencia de contaminantes en un gran número de productos y aceites, manifestando que la presencia de contaminantes depende de las grasas y los aceites utilizados, así como de los procesos a los cuales son sometidos.

Por eso, Ferrero selecciona cuidadosamente materias primas de calidad y aplica procesos industriales específicos que limitan su presencia a niveles mínimos, completamente en línea con los parámetros definidos por EFSA. Adicionalmente, nuestros equipos de Calidad monitorean constantemente estos factores y garantizan la seguridad alimentaria de nuestros productos a los consumidores.”

Tampoco se trata de creer ciegamente lo que dice Ferrero, sólo que interpretar las información en la medida justa. Lo que ocurrió entonces es que algunos medios, llevados de la mano por el amarillismo y el clickbait, no tardaron en sacar conclusiones apresuradas y señalar a Nutella como causa de cáncer por utilizar aceite de palma. Y no es la primera vez que sucede algo así. Basta con recordar la fiebre del tocino y el cáncer o las noticias que aseguraban que el oxígeno era capaz de generar sarcoma.

En conclusión, ponerle Nutella a tus crepas no te provocará cáncer, como ponerle tocino a tu hamburguesa tampoco lo hará. Lo que sí es verdad es que reducir la ingesta de aceite de palma ayudaría a la ecología de nuestro planeta, ya que su industria es un importante productor de gases que provocan el efecto invernadero y ha reducido significativamente los bosques tropicales del continente surasiático. Así que si van a dejar de comer Nutella, mejor que sea por la razones correctas.

Nota del editor: El artículo fue modificado para incluir la declaración de Ferrero.

temas