NASA recibe autorización para construir un reactor nuclear en la Luna

El presidente Trump emitió una orden para que la NASA pueda construir el reactor nuclear en la Luna como parte del programa Artemis
El reactor dotará de energía las operaciones espaciales | Foto: NASA

La NASA recibió autorización desde la Casa Blanca para construir un reactor nuclear en la Luna como parte de la misión Artemis. A unos días de abandonar su cargo, el presidente Donald Trump emitió la orden que ayudará a impulsar el ambicioso proyecto de la agencia espacial estadounidense.

El mandatario norteamericano emitió la Directiva 6 de Política Espacial (SPD-6) con la que la NASA podrá construir el reactor nuclear en la Luna para dotar de energía su programa de exploración, con el que también pretende enviar a los primeros astronautas de la superficie de Marte.

El presidente de EU emitió la orden | Foto: NASA (TWitter)

“Los sistemas nucleares espaciales impulsan naves espaciales para misiones donde las fuentes de energía alternativas son inadecuadas, como entornos que son demasiado oscuros para la energía solar o demasiado lejanos para transportar cantidades suficientes de combustibles químicos”.

El administrador de la NASA, Jim Bridenstine, señaló que la orden SPD-6 reforzará los esfuerzos de la agencia para desarrollar sistemas nucleares asequibles, seguros y confiables con tecnología capaz de impulsar las misiones humanas a Marte, así como otras operaciones espaciales.

El primer objetivo de la NASA con el Departamento de Energía de EU será diseñar, fabricar y probar un sistema de energía de superficie de fisión de 10 kilovatios. La agencia cree que dicho sistema podría estar instalado y proporcionando energía para operaciones sostenibles al final de la década actual.

La agencia también avanza en el desarrollo de capacidades de propulsión nuclear térmica y eléctrica nuclear para una exploración humana más allá de la Luna. Mientras tanto, en misiones tripuladas a Marte requerirá de un sistema de propulsión química tradicional con una masa propelente prohibitivamente alta.