The Planetary Society volvió a recibir señales de la nave gracias al choque con un rayo cósmico.

Después de unos días de haber comenzado su primer vuelo de prueba el pasado 20 de mayo desde Florida, la nave LightSail-1 perdió comunicación con la Tierra la semana pasada debido a la saturación de su software. Desde entonces, The Planetary Society había estado probando todas las posibilidades existentes para reiniciar el sistema, sin lograr tener éxito alguno.

No fue hasta que Bill Nye dio a conocer, que el sábado pasado finalmente el sistema sufrió un “golpe de suerte” que le ha permitido conseguir normalizarse. Fue gracias al choque con un rayo cósmico que The Planetary Society comenzó a recibir nuevamente información de la nave, y todo parece indicar que al menos en ese sentido, todo ha vuelto a la normalidad.

La mala noticia es que a pesar de que la comunicación ha sido restablecida, aún se desconoce la ubicación actual de la nave y no es posible darle órdenes importantes. Se espera que el problema no tarde mucho en arreglarse, para poder iniciar con el despliegue de las velas, posiblemente el próximo jueves.

El proyecto LightSail está basado en diseños de Carl Sagan, quien desde hace varias décadas cree que es posible aprovechar la energía solar para crear vehículos que logren impulsarse con ella. Y aunque la misión principal está programada para el año entrante, esta prueba en particular está diseñada para demostrar que las velas reflectoras de la nave tiene la capacidad de mantenerse firmes en el espacio, así mismo, se pretende recoger información para mejorar próximas pruebas hacia la misión final.

vía Popsci

fuente The Planetary Society

temas