logo-codigo-espagueti

La mayoría de los monos con chips cerebrales de Neuralink habrían muerto en pésimas condiciones

La empresa de Elon Musk dice que siguieron todos los procedimientos “éticos necesarios”.
Neuralink Chips Cerebrales Elon Musk Monos
Foto: Especial

Elon Musk ha prometido que su Neuralink, su compañía de neurotecnología, especializada en el desarrollo de interfaces cerebro-computadora, implantables, algún día podrá ayudar a las personas a recuperarse de lesiones traumáticas del cerebro y la médula espinal, o incluso curar trastornos mentales como la depresión y la esquizofrenia. Quizá todo ello esté muy lejos de suceder.

El Comité de Médicos por la Medicina Responsable (PCRM, por sus siglas en inglés), un grupo de derechos  de los animales que estudió más de 700 páginas de documentos, registros veterinarios e informes de necropsias de la Universidad de California Davis, en donde Neuralink ha implantando sus chips cerebrales a un total de 23 monos entre 2017 y 2020, señala que al menos 15 de ellos, que quizá aprendieron a jugar Pong sin joystick, murieron debido a los experimentos.

“Casi todos los monos a los que se les colocaron implantes en la cabeza sufrieron serios efectos de salud”, acusó Jeremy Beckham, director de defensa de la investigación de PCRM. “Estaban, francamente, mutilando y matando a los animales”.

Neuralink implanta sus chips perforando los cráneos de los monos. Varios de ellos tuvieron que ser sacrificados, revela el informe. Un ejemplar desarrolló una infección en la piel con sangre. A otro le faltaban algunos dedos de sus manos y sus pies. Un tercero tuvo vómitos incontrolables después de la cirugía y posteriormente “pareció colapsar por agotamiento”. De acuerdo con la autopsia, el ejemplar sufrió una hemorragia cerebral.

“Muchos, si no todos, los monos experimentaron un sufrimiento extremo como resultado del cuidado inadecuado de los animales y los implantes de cabeza experimentales altamente invasivos durante los experimentos, que se realizaron con el objetivo de desarrollar lo que Neuralink y Elon Musk han descrito públicamente como un ‘cerebro’. -interfaz de máquina’”, acusó el grupo en su investigación.

Sin embargo, la compañía de Musk confirmó en un comunicado que si bien varios monos tuvieron que ser sacrificados debido a sus investigaciones, siguieron todos los procedimientos “éticos necesarios” y “cumplido con todos los estándares médicos federales” para establecer protocolos más seguros y perfeccionar sus cirugías.

En 2021 Musk esperaba comenzar pruebas en humanos, pero los experimentos fueron retrasados a 2022.

***

Cada semana en Zoom In podrás conocer un poco más sobre la tecnología, gadgets y servicios en línea que usas todos los días. Suscríbete ahora a nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO