Un nuevo un método que consigue desalinizar el agua de mar ha sido desarrollado por una ingeniera mexicana.

Ana Elisa Silva Martínez, académica del Departamento de Ingeniería Sanitaria y Ambiental de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, consiguió desarrollar un método que imita el proceso natural de desalinización provocada por el Sol. De acuerdo con ella, su proceso artificial es sencillo y de bajo costo, por lo que gracias a éste se podrá abastecer de agua potable a comunidades que habitan cerca de las costas.

La manera en que se consigue desalinizar el agua es a través de casetas plásticas, similares a las que se utilizan en los invernaderos, que captan y concentran energía solar. Con ellas se logra retirar la sal del agua en un bote colocado para esa función. El proceso puede recuperar cinco litros de agua potable por cada 60 litros que se pasan por el proceso, el agua potable caen a unas canaletas acondicionadas cerca de los destiladores solares.

Ana-Elisa-Silva-Martínez
Ana Elisa Silva Martínez

En un comunicado, Silva Martínez declaró:

“Para producir agua potable usamos el agua marina y para desalinizarla aprovechamos la energía solar; así se evita el uso de electricidad, que falta en varias comunidades de escasos recursos”, explicó la especialista de acuerdo con un comunicado. Hay muchos métodos para desalinizar el agua marina, nosotros elegimos la energía solar porque es renovable. Es menos eficiente que otros y generalmente requiere grandes cantidades de terreno, pero nuestra propuesta es colocar las casetas tipo invernadero en las azoteas de las viviendas para aprovechar el espacio, estar más cerca de la captación de radiación solar, para que el proceso de desalinización lo realice la propia familia para el autoabastecimiento”.

La investigación y experimentación de Silva Martínez se realizó en las azoteas de la Facultad de Ingeniería de la UNAM y contó con la ayuda de la estudiante de maestría Mónica Guadalupe López Ortega, que realizó su tesis con este proyecto.

El método está pensado para abastecer de agua a comunidades marginadas que habitan cerca de las costas.

vía Andreas Demmelbauer (foto de portada)

fuente La Jornada

temas