Informan sobre el primer caso conocido de una persona que orina cerveza

Se trata del primer caso documentado en su tipo y los médicos están buscándole un nombre.
(Foto: Pixabay)

Una nuevo descubrimiento tiene atónitos a los doctores de Pittsburgh, Estados Unidos. Se acaba de documentar el primer caso de una persona viva que, a partir de una condición médica inusual, orina alcohol que se elabora en su vejiga debido a la fermentación de la levadura.

También te recomendamos: Investigadores eliminan el VIH del genoma de animales vivos por primera vez

La condición, que los investigadores proponen llamar Síndrome de Fermentación de la Vejiga o Síndrome de Autocervecería Urinaria, es similar a otra condición igualmente extraña, el síndrome de auto-cervecería, donde sencillamente por el hecho de ingerir carbohidratos podrías emborracharte, incluso sin consumir alcohol.

El caso fue recogido en Annals of Internal Medicine y explica que la paciente visitó el Hospital Presbiteriano del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh para que fuera colocada en una lista de espera de trasplante de hígado, y los médicos sospecharon previamente que sus problemas se debían a la adicción al alcohol, debido a que las pruebas repetidas de orina para detectar alcohol mostraron resultados positivos.

Según el informe del Hospital:

“Inicialmente, nuestros encuentros fueron similares, lo que llevó a nuestros médicos a creer que estaba ocultando un trastorno por consumo de alcohol. Sin embargo, notamos que los resultados de las pruebas de plasma para etanol y los resultados de las pruebas de orina para glucurónido de etilo y sulfato de etilo, que son los metabolitos del etanol, fueron negativos, mientras que los resultados de las pruebas de orina para etanol fueron positivos”.

La paciente negó consumir alcohol de manera sistemática y no parecía mostrar signos de intoxicción durante su visita a la clínica, a pesar de que su orina mostraba altos niveles de contenido de etanol. Los médicos también se sorprendieron cuando descubrieron grandes cantidades de glucosa en su orina, una afección llamada hiperglucosuria, con abundantes niveles de levadura incipiente observados en muestras de orina.

Dicen los médicos:

“Estos hallazgos nos llevaron a probar si la colonización de levadura en la vejiga podría fermentar el azúcar para producir etanol”.

Al realizar pruebas en su orina, el equipo confirmó niveles notablemente altos de producción de etanol, sugiriendo que sus resultados extraños se debieron a la fermentación de azúcar de levadura en la vejiga.

La levadura en se identificó como Candida glabrata, un tipo de levadura natural que se encuentra en el cuerpo y está relacionada con la levadura de la cerveza, pero que normalmente no se descubre en tanta abundancia.

Desafortunadamente, los esfuerzos para eliminar la levadura con tratamientos antimicóticos fracasaron, tal vez debido a la diabetes mal controlada de la paciente. A la luz de la situación aparentemente única de la mujer, los médicos señalan que fue reconsiderada para un trasplante de hígado, aunque su informe no deja en claro qué fue en última instancia de ella.