Luego de analizar más de 300 textos sobre el sueño, la National Sleep Foundation y un panel compuesto por médicos y científicos han publicado una lista de las horas recomendadas que debemos dormir según nuestra edad.

Todos los seres humanos conocemos la importancia del sueño para favorecer diversos aspectos de nuestra salud, la ausencia de éste podría llevarnos a una serie de complicaciones que van desde cambios de humor, ansiedad, baja de defensas, hasta problemas cardiacos o psiquiátricos. En promedio, se estima que todos deben dormir aproximadamente 8 horas para mantener sano su cuerpo, pero un nuevo estudio indica en realidad cuántas horas deberíamos dormir, tomando en cuenta nuestra edad.

El análisis fue llevado a cabo por la organización National Sleep Fundation y un panel compuesto por 18 médicos y científicos, que estudiaron más de 300 documentos especializados en el sueño con el fin de realizar una lista que nos dé una idea de específicamente cuántas horas deberíamos descansar. La NSF fue fundada en Estados Unidos en la década de los noventa, y desde entonces ha tenido como objetivo principal, el de comprender cada detalle en referencia a los mecanismos del sueño y sus alteraciones.

Ésta es la lista del tiempo ideal que nuestro cuerpo debe descansar, de acuerdo a nuestra edad:

  • Recién Nacidos (0 a 3 meses) – 14-17 horas al día.
  • Bebés (4 a 11 meses) – 12-15 horas al día.
  • Niños (1 a 2 años) – 11-14 horas al día.
  • Preescolares (3 a 5 años) – 10-13 horas al día.
  • Niños en edad escolar (6 a 13 años) – 9-11 horas al día.
  • Adolescentes (14-17 años) – 8-10 horas al día.
  • Adultos jóvenes (18 a 25 años) – 7-9 horas al día.
  • Adultos (26-64 años) – 7-9 horas al día.
  • Ancianos (65 años en adelante) – 7-8 horas cada día.

Sin embargo, según los especialistas, estas recomendaciones aplican con el 70% u 80% de la población, especialmente en el sector adulto, pues hay muchas personas que podrían dormir un par de horas menos y no necesariamente esto afecta su salud de ninguna manera. Pero es probable que si queremos conocer nuestro promedio específico, acudamos al consejo de un médico.

vía Gizmodo en Español

fuente National Sleep Fundation

temas