México es uno de los países con más actividad sísmica del mundo por ello la prevención es la mejor herramienta para evitar desgracias.

Mapa de México partido en dos por sismo

Los terremotos nos dan miedo y es normal. Pero entrar en pánico no es, y nunca será, algo que nos sirva para evitar tragedias humanas. En Código Espagueti creemos que el conocimiento de lo que son los terremotos y lo que ha ocurrido en el pasado son la mejor herramienta para no propagar el miedo que generan estos desastres naturales, por eso queremos explicarte en pocas palabras lo que los terremotos y por qué se registran tantos en México.

¿Por qué siempre está temblando en México?

México se encuentra en una zona del planeta que sufre constantemente movimientos telúricos. En promedio se registran diariamente hasta 15 sismos en todo el territorio mexicano. Esto se debe a qué nos encontramos en un área de interacción de 5 placas tectónicas:

  • Placa de Norteamérica
  • Plata de Rivera
  • Placa del Pacífico
  • Placa de Cocos
  • Placa del Caribe

Tres de estas placas, la Norteamericana, la de Cocos y la del Pacífico, están catalogadas como las más grandes de la Tierra, así que cada vez que se mueven, chocan entre sí y entonces se registran sismos.

Placas tectónicas que interactúan en territorio mexicano.
Placas tectónicas que interactúan en territorio mexicano. (Imagen: SSN)

Placas tectónicas que interactúan en territorio mexicano. (Imagen: SSN)

Históricamente, de acuerdo a datos recabados por el Servicio Sismológico Nacional (SSN), el sismo más fuerte del que se tenga registro en México ocurrió en 1787 con epicentro fue en las costas de Oaxaca, y las evidencias encontradas señalan que su intensidad fue de entre 8.4 y 8.7 grados. Estos son los 5 sismos de mayor magnitud que se han registrado en México:

  1. 1787: de entre 8.4 y 8.7 grados con epicentro en las costas de Oaxaca.
  2. 1932: de 8.2 grados con epicentro en las costas de Colima y Jalisco.
  3. 1985: de 8.1 con epicentro en las costas de Michoacán.
  4. 1995: igual de 8.1, pero con epicentro en las costas de Colima.
  5. 2017: 8.2 y se originó en el Golfo de Tehuantepec.

En el caso de la Ciudad de México, los terremotos se sienten con más intensidad a causa de su suelo, que es blando, debido a que se fundó sobre un lago. Una investigación realizada poco después del terremoto de 1985 encontró que el sismo “se había amplificado hasta en un 500% en regiones cercanas al epicentro donde el suelo era el más blando”. Entre más cerca esté el epicentro del sismo de la Ciudad de México, más fuerte se siente y mayores son sus afectaciones.

Estos son todos los sismos registrados en México por el Servicio Sismológico Nacional en 2016.
Estos son todos los sismos registrados en México por el Servicio Sismológico Nacional en 2016. (Imagen: SSN)

Estos son todos los sismos registrados en México por el Servicio Sismológico Nacional en 2016.

¿Cuántos tipos de temblores existen?

Existe la creencia que existen dos tipos de sismos: oscilatorio y trepidatorio. Sin embargo, esto no es del todo correcto, pues en realidad todos los sismos tienen ambos tipos de movimiento en todo momento. El SSN explica que “las ondas sísmicas se propagan en todas direcciones, provocando el movimiento del suelo tanto en forma horizontal como vertical”.

¿Se avecina un mega terremoto?

Ante la tragedia es muy fácil caer en pánico y compartir cualquier información que advierta sobre posibles sismos que serán más catastróficos que el anterior. Pero toma en cuenta dos cosas: los sismos son impredecibles, por lo que no se puede saber con exactitud cuándo ocurrirá el próximo y mucho menos conocer su intensidad. Nada ni nadie puede predecir cuándo y a qué hora ocurrirá un sismo.

Las réplicas tienen que darse y eso es inevitable, pero tampoco se pueden predecir. Así lo explica el SSN: “Cuando ocurre un sismo de magnitud considerable las rocas que se encuentran cerca de la zona de ruptura sufren un reacomodo, lo que genera una serie de temblores en la zona que reciben el nombre de réplicas. El número de las réplicas puede variar desde unos cuantos hasta cientos de eventos en los próximos días o semanas de ocurrido el temblor principal”.

La única herramienta con la que contamos para combatir los sismos es el conocimiento, no sólo de lo que es el fenómeno sino de cómo actuar antes, durante y después.

fuente Servicio Sismológico Nacional

temas