Hasta ahora no hay forma de saber cuándo ni dónde sucederá un fenómeno de este tipo.

Ante un fenómeno natural tan destructivo como puede ser un terremoto, es común que se propaguen rumores sobre posibles réplicas o nuevos sismos. Sin embargo, estas especulaciones no tienen ningún fundamento científico y sólo sirven para extender el miedo y la incertidumbre.

¿Pero por qué no es posible predecir un temblor? Aunque parezca una respuesta simplona, lo cierto es que actualmente no existen herramientas tecnológicas o metodologías científicas para hacerlo. Así que ninguna institución o compañía puede saber con anticipación dónde, cuándo ni a qué hora sucederá un fenómeno de este tipo.

Así lo explica el propio Servicio Sismológico Nacional (SSN) de la UNAM:

“Una predicción sísmica debería puntualizar el día preciso y lugar del evento, así como su magnitud. Pero hasta ahora nunca ha sido posible predecir un sismo de esa manera con ninguna técnica ni metodología.”

Y aunque se sabe que los sismos tienden a repetirse en algunos lugares con cierta periodicidad, el SSN deja claro que “esto no implica que tenga que ser exactamente en un año determinado, podría ser unos pocos años antes o después”. En otras palabras, los temblores son tan impredecibles que podrían suceder en cualquier momento.

¿Entonces qué podemos hacer? Lo único que queda es estar preparados en todo momento para un sismo. Es decir, contar las medidas de prevención necesarias para evitar mayores desastres y, en la medida de lo posible, que ocurran tragedias.

fuente Servicio Sismológico Nacional

temas