J. Craig Venter es un científico que estuvo involucrado en la primera secuenciación del genoma humano y en la creación de la primera célula sintética. Ahora dirigirá todo su esfuerzo y conocimiento a su nueva empresa, Human Longevity, dedicada ni más ni menos que a contrarrestar los efectos de la vejez.

Hace tiempo te presentamos a Calico, una empresa de Google que de manera no muy clara se proponía combatir la muerte. Human Longevity tiene objetivos similares, aunque con un plan mucho más específico. Con la reciente baja de precios que ha sufrido la secuenciación genética con los equipos de Illumina, Venter asegura que la prevención de la vejez es posible.

Ahora bien, ¿cómo pretende hacerlo? Básicamente la idea es realizar una secuenciación masiva de alrededor de 40 mil personas al año. La información obtenida podrá ser vendida a las empresas farmacéuticas o utilizada para preparar medicamentos específicos para cada persona. Hasta ahora Venter ha reunido una inversión de 70 millones, lo cual no suena tan impresionante si consideramos que el costo de un equipo de Illumina ronda los 10 millones de dólares y que el costo de una secuenciación es de mil dólares; lo cual es muy barato para los precios que se tenían, pero sigue siendo muy caro para llevar a cabo una secuenciación masiva.

J. Craig Venter
J. Craig Venter, cofundador de Human Longevity

Con todo el Dr. Peter H. Diamandis, vicepresidente de Human Longevity, se permite ser optimista:

“El objetivo no es evitar la muerte, sino hacer que los 100 sean los nuevos 60.”

Al momento todos estos proyectos que pretenden detener la vejez con la secuencia del genoma humano parecen más una trama cliché de ciencia ficción que propuestas reales. Lo cual no quiere decir, por supuesto, que lo que pretenden sea inalcanzable, al menos en teoría. De todas maneras, no cantaremos victoria hasta que dejemos de tener promesas y tengamos resultados.

vía Popsci

fuente New York Times

temas