El virus del COVID-19 podría haber estado en humanos durante años

El estudio no es concluyente pero explica una nueva posibilidad de origen del virus.
(Foto: NIAID)

Un nuevo estudio publicado en la revista Nature Medicine realizado por científicos de Estados Unidos, Reino Unido y Australia, sugiere que el virus SARS-CoV-2 pudo haber estado circulando inofensivamente en las poblaciones humanas durante bastante tiempo antes de convertirse en la pandemia de COVID-19 que estamos viviendo ahora.

También te recomendamos: Coronavirus COVID-19 NO se transmite a través del aire: OMS

Lo cierto es que el origen del nuevo coronavirus se nos ha ido escapando y todavía no es seguro si llegó de algún reservorio animal y tampoco se ha podido localizar, hasta el momento, al paciente cero. Pero según el estudio:

“Es posible que un progenitor del SARS-CoV-2 salte a los humanos, adquiriendo nuevas características genómicas a través de la adaptación durante la transmisión no detectada de humano a humano. Una vez adquiridas, estas adaptaciones permitirían que la pandemia despegue y produzca un grupo de casos suficientemente grande”.

Los científicos basan su teoría en el análisis de datos genómicos disponibles del SARS-CoV-2 y otros coronavirus similares, mostrando que las secciones del dominio de unión al receptor (RBD) de las proteínas de la punta del virus fueron muy efectivas en la unión a las células humanas. Esto significa que el virus consiguió pegarse por selección natural.

Explican Kristian Andersen de Scripps Research, uno de los investigadores:

“Al comparar los datos disponibles de la secuencia del genoma para las cepas conocidas de coronavirus, podemos determinar firmemente que el SARS-CoV-2 se originó a través de procesos naturales. Dos características del virus, las mutaciones en la porción RBD de la proteína de espiga y su estructura principal distinta, descartan la manipulación de laboratorio como un posible origen del SARS-CoV-2”.

El equipo exploró dos hipótesis viables. Primero, que la selección natural ocurrió en un huésped animal antes de que el virus se transmitiera a los humanos. En este sentido, explican que las muestras de coronavirus en murciélagos y pangolines han mostrado genomas similares ninguno encaja perfectamente.

La segunda hipótesis es que la selección natural ocurrió en humanos, después de que el virus se transmitió desde un huésped animal. Así lo explica el estudio:

“El segundo escenario es que el nuevo coronavirus cruzó de animales a humanos antes de que fuera capaz de causar enfermedades en las personas. Y luego, como resultado de cambios evolutivos graduales a lo largo de años o tal vez décadas, el virus finalmente ganó la capacidad de propagarse de persona a persona y causar enfermedades graves, a menudo potencialmente mortales”.

Aunque todavía no sabemos cuál de estas hipótesis es correcta, los científicos piensan que más evidencia podrá demostrar cuál de las dos hipótesis es la definitiva. De cualquier manera, lo importante, por ahora, es quedarse en casa y lavarse las manos de manera constante.