Philae da señales de vida después de estar medio año en hibernación.

En noviembre del año pasado, el robot Philae hizo historia al aterrizar sobre el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Sin embargo, unas horas después el módulo se quedó sin batería al encontrarse en una zona de poca luz, por lo que entró en modo de hibernación. Ayer por la noche, la Agencia Espacial Europea (ESA) confirmó que luego de 7 meses han logrado restablecer la comunicación con Philae.

Así se dio a conocer la noticia en la cuenta de Twitter del propio Philae: “¡Hola Rosetta! ¡Estoy despierto! ¿Cuánto tiempo he estado dormido?”.

La señal fue recibida por la sonda Rosetta, que orbita a 20 kilómetros del cometa, la cual mantuvo un enlace con Philae durante 85 segundos. Después, la nave envió esa información a la Tierra, datos que ahora son analizados por los expertos de la ESA. De momento, sólo se sabe que el módulo se encuentra funcionando a una temperatura de –35ºC con 24 watts disponibles.

Ya desde hace tiempo los científicos sabían el módulo Philae podría resucitar por estas fechas, mientras el cometa se acercaba al Sol permitiendo que los paneles solares del robot recibieran la suficiente energía para recargar las baterías. La ESA espera que el robot pueda continuar con su tarea de exploración, que ya nos ha regalado datos muy interesantes del cometa 67/P y algunas espectaculares fotografías.

fuente ESA

temas