El lobo mexicano en peligro de extinción ya tiene nuevas crías

La especie en peligro de extinción tuvo unos tiernos cachorros.
(Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas)

¡Buenas noticias! El lobo mexicano, especie en peligro de extinción que habita el norte de la República, por fin tuvo nuevas crías. Así lo captaron las cámaras trampa de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), confirmado nuevas camadas de tiernos lobeznos.

También te recomendamos: Regidora bajacaliforniana come tortuga en peligro de extinción y lo comparte en redes

El lobo mexicano (Canis lupus baileyi) fue catalogado en las especies en peligro de extinción en la década de 1970, y desde entonces ha seguido recuperando territorio en el norte de la república mexicana. Ahora las cámaras de la CONANP capturaeon imágenes que muestras nuevos cachorros de la especie, que corresponden a las camadas 10 y 11, las primeras conocidas desde 2014.

(Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas)

Las fotografías fueron tomadas en el estado de Chihuahua en colaboración con la Universidad Autónoma de Querétaro. Muestran dos cachorros “en buen estado de salud” producto de una pareja de lobos formados de manera natural y sin intervención humana. La pareja está formada por “una hembra nacida en vida libre en el año 2015, y un macho liberado en septiembre de 2018” según el comunicado de la CONANP.

(Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas)

La formación de la pareja y el nacimiento de los cachorros es prueba de que la especie se ha adaptado exitosamente a este entorno, y resultó “de los esfuerzos de reintroducción coordinados por la Conanp y la Dirección General de Vida Silvestre desde 2011.” En los últimos años se ha registrado un buen nivel en el nacimiento de nuevos especímenes de lobo mexicano. Entre los años 2014 y 2016 se registró el nacimiento de una nueva camada de lobeznos por año, mientras que de 2017 a 2020 se tuvo noticia del nacimiento de dos nuevas camadas por año.

(Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas)

En el proyecto de conservación también participa el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos (USFWS por sus siglas en inglés) y los Departamentos de Caza y Pesca de los Estados de Arizona y Nuevo México.