Florece pasará a 7 millones de kilómetros de la tierra.

“¡Arrepiéntanse de sus pecados porque el fin está cerca!” eso es lo que seguramente diríamos si no supiéramos con exactitud lo que va a pasar el próximo 1ro de septiembre, cuando Florence, el asteroide más grande registrado por los astrónomos en los últimos 20 años, pase cerca de la Tierra.

La NASA informó que el asteroide, de acuerdo a las mediciones hechas con el telescopio espacial de Spitzer y la misión de NEOWISE, mide aproximadamente 4.4 kilómetros de diámetro y aseguró que transitará a una distancia de 7 millones de kilómetros, el equivalente a 18 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna; por lo que, pese a su tamaño, no representa peligro inmediato para nuestro planeta ni para los impertinentes seres humanos que viven en él.

“Aunque se han detectado muchos asteroides que han pasado más cerca de la Tierra de lo que Florence pasará el 1ro de septiembre, (Florence) es el asteroide más grande que pasa por nuestro planeta, y más cerca, desde que comenzó el programa de la NASA para detectar y rastrear los asteroides cercanos a la Tierra”, explicó Paul Chodas, director del Centro de Estudios de Objetos Cercanos de la NASA (CNEOS, por sus siglas en inglés).

Allí lo tienen, una vez más la Tierra no será destruida por un asteroide gigante y otra vez los humanos no aprenderemos nada… No, esperen. Sí, de hecho, aprenderemos algo. La NASA destacó que este encuentro relativamente cercano será aprovechado por los científicos para las observaciones con radares terrestres. El Goldstone Solar System Radar de California y la National Science Foundation’s Arecibo Observatory ubicado en Puerto Rico, serán los encargados de registrar el paso del objeto.

Florece pasará a 7 millones de kilómetros de la tierra.
Florece pasará a 7 millones de kilómetros de la tierra.

El asteroide Florence fue descubierto por Schelte Bobby Bus en el Siding Spring Observatory de Australia en marzo de 1981. Fue nombrado así en honor de Florence Nightingale (1820-1910), la fundadora de la enfermería moderna.

El encuentro de este año es el más cercano que ha tenido el asteroide desde 1890 y no representará un peligro real para el planeta hasta después de 2500. Para los amantes de la astronomía, será visible a través de los telescopios durante varias noches, desde finales de agosto.

fuente NASA

temas