Imagen: Science

Se trata de una alternativa frente a los instrumentos comunes de bombeo cardiaco.

La insuficiencia cardiaca es un mal que afecta a millones de personas en todo el mundo, tan solo en México se estima que mueren cerca de 35 mil personas al año, por este padecimiento. Desafortunadamente, instrumentos como el Bypass cardiaco que permiten el bombeo de sangre al corazón, ponen en riesgo de infección a quienes lo utilizan, y también pueden causar coagulaciones debido a las válvulas y bombas que utilizan y que entran en contacto directo con la sangre.

Pues bien, ahora científicos estadounidenses han creado una funda blanda que “abraza” al corazón y gracias a su diseño y su funcionamiento robótico puede permitirle al corazón seguir latiendo, evitando los riesgos antes mencionados. Este prototipo, está hecho de un material que se asemeja a las capas externas del tejido que envuelve al corazón, la vaina recubre al órgano y lo ayuda al corazón a latir ejerciendo presión alterna y succión. Además, este dispositivo utiliza una matriz de actuadores que funcionan como músculos artificiales para apretar y girar simultáneamente.

Así funcionaría básicamente el dispositivo.

¿Cómo sabe cada cuánto tiempo latir? Un electrodo indica a la vaina del marcapasos cuándo y cómo moverse, lo que le permite imitar el ritmo natural del corazón.

Hasta ahora no se ha probado el dispositivo en seres humanos, pero los cerdos a los que se les implantó el dispositivo -y que presentaban una insuficiencia cardiaca que hacía a su corazón latir a un 47% de su máximo rendimiento-,  lograron optimizar hasta un 97% el funcionamiento de su corazón.

Si bien los investigadores aclaran que todavía falta tiempo para que podamos utilizar el dispositivo, sin duda sienta los presentes de un importante avance científico.

vía Science

fuente Science Translational Medicine

temas