Los arqueólogos marinos lograron descubrir una conexión entre dos zonas de cenotes en Tulum.

Los exploradores del proyecto Gran Acuífero Maya, dirigidos por Guillermo de Anda y Robert Schmittner, anunciaron el descubrimiento de un laberinto subterraneo que se extiende por 347 kilometros en la zona de Tulum, en la Riviera Maya de Yucatán, México. Lo más interesante de todo, es que el sistema de cuevas que dan forma al laberinto artificial, por lo que ya es considerado el sitio arqueológico bajo el agua más grande de todos los tiempos.

De acuerdo con Guillermo de Anda, las cenotes que forman el laberinto son parte de la representación maya del inframundo, el tercer nivel del universo maya, después del cielo y la tierra, que no tenía una connotación negativa, sino todo lo contrario.

“El inframundo es una región muy poderosa, mágica, donde reina lo sobrenatural, donde habitaban los dioses y las deidades, donde convive lo bueno y lo malo, y era también de donde surgían los hombres”, relata el investigador.

El hallazgo es un largo y complejo pasaje subterraneo que une los sistemas de Sac Actún y de Dos Ojos, donde se han encontrado diversos objetos arqueológicos, incluyendo restos humanos y de animales extintos.

“Es un túnel del tiempo, que nos trasporta en algunos casos a entre 12.000 y 10.000 años atrás”, señaló De Anda.

Curiosamente, el difícil acceso a los cenotes ayudó a que todo lo que se encontraba en su interior se conservara en condiciones óptimas para su estudio, sin alteraciones ni desgaste.

Los miembros del proyecto Graan Acuífero Maya comenzaron a trabajar el año pasado, pero por separado llevaban años trabajando en la zona, incluso por más de una década. El descubrimiento también cambia la manera en que entendíamos los cenotes de la zona de Tulum, debido a que ahora no estarán divididos como  Sac Actún y Dos Ojos, y ahora que se comprobó que forman un único pasaje se renombrarán y adoptarán el nombre del más grande (Sac Actún), y el sistema Dos Ojos dejará de existir.

Los exploradores sospechan que Sac Actún podría estar ligado a otras dos zonas de cenotes, por lo que su investigación seguirá activa.

fuente El País

temas