Un grupo de científicos estadounidenses crearon un acelerador de partículas más pequeño que un grano de arroz, que además tiene 10 veces más potencia que la tecnología convencional. Este avance podría ser decisivo para la física y la medicina.

Desarrollado por el U.S. Department of Energy’s (DOE), SLAC National Accelerator Laboratory y la Stanford University; este diminuto acelerador de partículas está fabricado con vidrio nanoestructurado. En la tecnología actual, los electrones son acelerados mediante microondas, mientras que en esta versión se planea usar láser. La idea básica es hacerlo pasar a través de un conducto con muescas regulares. De esta manera, los electrones aprovechan de forma óptima las ondas del láser.

El avance promete disminuir los costos en la producción de aceleradores de partículas. Además, cuenta con otras aplicaciones fundamentales. Según Joe England, uno de los directores del proyecto:

“Todavía tenemos una serie de desafíos que superar para que esta tecnología llegue al mundo real, pero con el tiempo se reduciría sustancialmente el tamaño y el coste de los futuros colisionadores de partículas de alta energía para explorar el mundo de las partículas y fuerzas fundamentales. También podría ayudar a crear aceleradores y dispositivos de rayos X compactos para la seguridad, tratamientos e imágenes médicas, y la investigación en biología y la ciencia de los materiales”

Este acelerador no sólo impulsará de manera contundente las investigaciones en física de partículas, sino que será un valuarte para muchos otros desarrollos. Uno de los más inmediatos, será en la medicina, pues se podrá obtener una fuente móvil de rayos X e imágenes más asequibles en hospitales e instituciones de investigación médica.

 

Acelerador de partículas
Patrones a nanoescala del acelerador en un chip, antes de ser ensamblados cortados en su forma final.

vía Tendencias 21

fuente SLAC

temas