Crean el primer cerdo-mono en China

Investigadores del Laboratorio Estatal de Células Madre y Biología Reproductiva implantaron células de mono en un lechón.
(Foto: Tang Hai)

Un equipo de investigadores generó los primeros primates porcinos en China. Así como lo lees. Los científicos inyectaron células madre de mono en óvulos de cerdo y luego las traspasaron a especímenes hembras, según un artículo de New Scientist.

De los embriones, dos consiguieron ser quimeras, es decir, animales que contienen ADN de dos individuos distintos, en este caso, un cerdo y un mono. Así lo explica Tang Hai, investigador del Laboratorio Estatal de Células Madre y Biología Reproductiva de Beijing:

“Este es el primer informe de quimeras mono-cerdo a término”.

El experimento no es pura ociosidad, tiene la misión de cultivar órganos humanos en animales para su uso en procesos de trasplante. Por lo que el equipo de Hai seguirá investigando con las células de mono, ya que el desarrollo de quimeras humano-animales presenta una serie de problemas que el investigador considera de orden ético.

¿Cómo consiguieron crear estos cerdos-mono?

El equipo de Tang Hai cultivó, en primer lugar, células de monos cynomolgus (Macaca Fascicularis) en platos de laboratorio, luego alteró el ADN de las células insertando instrucciones para construir proteínas fluorescentes. Esto ocasionó que las células brillaran de un verde intenso. Las células iluminadas dieron lugar a células madre embrionarias igual de radiantes. Los científicos inyectaron en embriones los embriones en cerdos preparados. Los puntos brillantes permitieron rastrear las células de mono a medida que los embriones se convirtieron en lechones.

En total 4,000 embriones recibieron una inyección de células de mono y se implantaron en cerdas sustitutas. Los cerdos tuvieron 10 lechones como resultado del procedimiento, pero sólo dos de los descendientes desarrollaron células de cerdo y mono. Por tanto, en cada órgano, entre una de cada 1,000 y una de cada 10,000 células resultaron ser células de mono; en otras palabras, las quimeras entre especies fueron más del 99% de cerdo.

Aunque es baja, la proporción de células de mono a cerdo aún supera en número a la cantidad máxima de células humanas que se hayan cultivado en una quimera humano-animal.

Esto ya se había hecho con humanos antes. En 2017, los científicos crearon quimeras de cerdo-humano que cultivaron solo una célula humana por cada 100,000 células de cerdo. Los embriones entre especies solo se desarrollaron durante un mes por razones éticas, incluida la preocupación de que las células humanas pudieran crecer en el cerebro de la quimera y otorgar al animal una conciencia humana.