Por si a alguien le quedaban dudas.

Un equipo científico del Departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge, a cargo de David Labonte y Walter Federle, llegó a la conclusión contundente de que Spider-Man no podría existir en la vida real.

El principal argumento del trabajo de Labonte y Federle es que, para que un animal de gran tamaño pudiera adherirse a las paredes como el personaje de Marvel, necesitaría contar con una estructura corporal diferente. En concreto, tendría que tener cubierto el 40% de su cuerpo con almohadillas adhesivas.

F7Uvq

En el estudio académico, publicado por la prestigiada revista PNAS, se indica que mientras más grande es un animal necesita más almohadillas adhesivas en su cuerpo para sostenerse verticalmente en una pared, lo que limita el tamaño de los animales que puedan tener capacidades adhesivas. En las conclusiones, los científicos determinan que el tamaño máximo de los animales con esta cualidad es el de una lagartija común.

“A medida que los animales aumentan de tamaño, la cantidad de área de superficie corporal en función al volumen disminuye. Una hormiga tiene una gran cantidad de área superficial y muy poco volumen y una ballena azul es sobre todo volumen con no mucha superficie. Esto plantea un problema para escalar para las especies más grandes, ya que, cuando son más grandes y más pesados, necesitan más energía para poder adherirse a superficies verticales o invertidas, pero tienen comparativamente menos superficie corporal para cubrir con almohadillas adhesivas. Esto implica que hay un límite de tamaño de almohadillas adherentes como una solución evolutiva para la escalada, y que resulta ser aproximadamente el tamaño de una lagartija”, se puede leer en el documento.

De acuerdo con la investigación, el impedimento evolutivo para que los animales de mayor tamaño puedan tener capacidades adhesivas permitió el desarrollo de otras cualidades alternativos para trepar y escalar, incluyendo garras y dedos largos y ágiles.

“Si un ser humano, por ejemplo, quisiera subir una pared de la forma en la que lo hace un gecko, necesitaría unos enormes e imprácticos pies con almohadillas adherentes, los cuales nos obligaría a calzar zapatos del número 145”, indicó Federle.

Tal vez alguien debió decirle esto al famoso Spider-Man de uno de los virales mexicanos más vistos en la historia de YouTube.

fuente Biorxiv

temas