China enviará robots para recoger rocas de la Luna este mismo año

Cihna desplegará su misión Chang'e-5, con la que enviará robots para recoger muestras de rocas en un cráter volcánico de la Luna
Agenda Setting

China plantea lanzar su misión Chang’e-5 este mismo 24 de noviembre de 2020. Con esta, se enviarán robots a la superficie de la Luna para recolectar rocas y analizarlas en laboratorios terrestres. Esta es la primera misión de extracción en la Luna desde 1976.

Las misiones a la Luna se acabaron en 1976, después de que la ex Unión Soviética lanzara la flotilla robótica de su misión Luna 24. Sin embargo, China busca que eso cambie este mismo año a más de 40 de la anterior para, nuevamente, recolectar material rocoso del satélite.

La misión Chang’e-5 tiene como objetivo aterrizar en Mons Rümker, un pequéño cráter volcánico de 70 kilómetros de diámetro ubicado en la cara visible de la Luna, que se cree hizo erupción hace uno 1 mil 300 millones de años.

Xiao Long, encargado de la investigación lunar en la Universidad de Geociencias de China, explicó que en este cráter existe el mar de basalto más joven de la Luna, por lo que recolectar muestras de rocas en este sitio será crucial para poder comprender cómo se dio la maduración de este cuerpo rocoso.

Con esta misión, China busca establecer de una manera más precisa la edad de la Luna, así como investigar de manera directa la formación de los cráteres que se pueden observar desde la Tierra pero que no se pueden analizar sin tener las muestras.

Esta es tan solo una de las muchas misiones espaciales chinas destinadas a la investigación de la Luna. Todas ellas llevan el nombre de Chang’e, diosa de la Luna china, y que desde 2007 comenzaron a lanzar pequeñas sondas orbitantes para hacer un mapa de esta.

Yutu-2 explorando la Luna | Foto: El Español

Aunque China ya había desplegado otros robots y rovers de exploración en la Luna, estos serán los primeros en enviar material lunar de regreso a la Tierra en más de 40 años, siendo una oportunidad crucial para la ciencia y la astronomía.

ANUNCIO