Sólo es cuestión de tiempo para que la enfermedad Panamá acabe con los plátanos a nivel mundial.

En los años sesenta nació un hongo letal en el sudeste de Asia. Este hongo mata a los cultivos de plátanos. Desde entonces ha ido esparciéndose y en 2013 se anunció que este hongo logró un alcance continental cuando llegó al Medio Oriente, África y Australia.

Desde su descubrimiento no se ha logrado desarrollar un método de contención o cura contra este hongo, que provoca la mejor conocida enfermedad Panamá. Ahora, se cree que es cuestión de tiempo para que el hongo llegue a América Latina, donde se cultivan más de tres quintas partes de los plátanos que se exportan. En cuanto llegue la enfermedad de Panamá a esa parte del mundo, este alimento tan básico estará prácticamente condenado.

Este hongo, según un estudio presentado por especialistas en el plátano, es una cepa de la enfermedad Panamá llamada Raza Tropical 4. Saben que esta variante nació en Indonesia y llegó a Taiwán y luego a China para más tarde ir al resto de la región sudasiática.

Esto no significa que hay que dejar de comer plátanos en este instante. Toma tiempo para que Raza Tropical 4 se pueda esparcir. El problema está en que una vez que llegue a algún lugar ya no se puede hacer mucho. En Taiwán, tras el descubrimiento, hubo un declive impresionante tras la llegada de la enfermedad.

Declive de producción bananera en Taiwán desde la aparición de la Raza Tropical 4.

Sólo es cuestión de tiempo para que la enfermedad Panamá acabe con los plátanos a nivel mundial. En los años sesenta nació un hongo letal en el sudeste de Asia. Este hongo mata a los cultivos de plátanos. Desde entonces ha ido esparciéndose y en 2013 se anunció que este hongo logró un alcance continental cuando llegó al Medio Oriente, África y Australia. Desde su descubrimiento no se ha logrado desarrollar un método de contención o cura contra este hongo, que provoca la mejor conocida enfermedad Panamá. Ahora, se cree que es cuestión de tiempo para que el hongo llegue a América Latina, donde se cultivan más de tres quintas partes de los plátanos que se exportan. En cuanto llegue la enfermedad de Panamá a esa parte del mundo, este alimento tan básico estará prácticamente condenado. Este hongo, según un estudio presentado por especialistas en el plátano, es una cepa de la enfermedad Panamá llamada Raza Tropical 4. Saben que esta variante nació en Indonesia y llegó a Taiwán y luego a China para más tarde ir al resto de la región sudasiática. Esto no significa que hay que dejar de comer plátanos en este instante. Toma tiempo para que Raza Tropical 4 se pueda esparcir. El problema está en que una vez que llegue a algún lugar ya no se puede hacer mucho. En Taiwán, tras el descubrimiento, hubo un declive impresionante tras la llegada de la enfermedad.

[caption id="" align="alignnone" width="640"] Declive de producción bananera en Taiwán desde la aparición de la Raza Tropical 4.[/caption]
No es la primera vez que ocurre algo así. En el siglo XIX hubo una enfermedad emparentada con la actual. Esta acabó con cultivos por toda América Latina y finalmente concluyó con la especie de plátano comercial de la época en sólo 50 años. Afortunadamente encontraron la manera de cultivar una especie de plátano resistente a la enfermedad, el plátano Cavendish. Ese es el plátano que seguimos consumiendo hoy. Los plátanos tienen esta vulnerabilidad porque cada uno es un clon, son monocultivos. Al no tener reproducción sexual no evolucionan y no pueden generar defensas contra alguna enfermedad. Pero la Raza Tropical 4 es mucho más evolucionada que su antecesor y mata con más facilidad al plátano de hoy. Esto podría significar una pérdida global en el comercio de plátanos de alrededor de 11 mil millones de dólares. [caption id="attachment_95839" align="alignnone" width="640"]which-countries-grow-the-most-bananas-and-stand-to-suffer-the-most-from-panama-disease_mapbuilder-1 Producción bananera a nivel mundial y los países con más riesgo de sufrir por la enfermedad Panamá.[/caption] En realidad las exportaciones son sólo el 18% de la producción total. La mayoría de la producción se encuentra en cultivos comunitarios. La enfermedad es capaz de matar a cuatro quintas partes de los cultivos en estas comunidades agricultoras. Esperemos que encuentren alguna cura o por lo menos se trabaje una nueva especie de plátano que resista, así como le hicieron con la vez del siglo XIX. De todos modos, probablemente sean años antes de que sea definitiva la desaparición del plátano.

No es la primera vez que ocurre algo así. En el siglo XIX hubo una enfermedad emparentada con la actual. Esta acabó con cultivos por toda América Latina y finalmente concluyó con la especie de plátano comercial de la época en sólo 50 años. Afortunadamente encontraron la manera de cultivar una especie de plátano resistente a la enfermedad, el plátano Cavendish. Ese es el plátano que seguimos consumiendo hoy.

Los plátanos tienen esta vulnerabilidad porque cada uno es un clon, son monocultivos. Al no tener reproducción sexual no evolucionan y no pueden generar defensas contra alguna enfermedad.

Pero la Raza Tropical 4 es mucho más evolucionada que su antecesor y mata con más facilidad al plátano de hoy. Esto podría significar una pérdida global en el comercio de plátanos de alrededor de 11 mil millones de dólares.

which-countries-grow-the-most-bananas-and-stand-to-suffer-the-most-from-panama-disease_mapbuilder-1
Producción bananera a nivel mundial y los países con más riesgo de sufrir por la enfermedad Panamá.

En realidad las exportaciones son sólo el 18% de la producción total. La mayoría de la producción se encuentra en cultivos comunitarios. La enfermedad es capaz de matar a cuatro quintas partes de los cultivos en estas comunidades agricultoras.

Esperemos que encuentren alguna cura o por lo menos se trabaje una nueva especie de plátano que resista, así como le hicieron con la vez del siglo XIX. De todos modos, probablemente sean años antes de que sea definitiva la desaparición del plátano.

fuente Quartz

temas