El avance podrá ser empleado también en parejas con problemas de fertilidad.

A través de una investigación que inicialmente giró en torno a células madre, ha sido descubierta una manera de crear óvulos y espermatozoides a partir de la piel, lo que permitirá que parejas del mismo sexo puedan concebir un hijo biológico. El descubrimiento fue llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Cambridge en conjunto con el Instituto Weizman de Israel, y fue financiado por la institución biomédica Wellcome Trust.

Hasta ahora, la primera fase del proceso ha sido superada, demostrando que es posible reproducir células nuevas. Esto fue posible gracias al uso de células embrionarias extraídas de la piel de 10 donantes distintos con el fin de crear células germinales, de las cuales proceden los espermatozoides y los óvulos. El avance no sólo sería empleado para beneficiar a parejas homosexuales, sino también a quienes se enfrenten a problemas de fertilidad y quieran tener un hijo biológico.

El Dr. Jacob Hanna, uno de los científicos que encabeza el proyecto, señala al respecto:

“Hemos tenido éxito en el primer y más importante paso del proceso, donde los espermatozoides y el óvulo alcanzan el estado de células progenitoras. Todavía no hemos logrado crear células maduras, así que ahora nos estamos centrando en terminar la segunda parte de este proceso.”

El optimismo entre los científicos es alto, pues estiman que unos dos años será posible engendrar un bebé que tenga padres del mismo sexo. Sin embargo, el Dr. Hanna aclara que en el caso de las mujeres el proceso podría tardar más , ya que resulta más complejo añadir un cromosoma “Y” a las células madre.

Los investigadores saben que este descubrimiento podría generar mucha controversia en diferentes comunidades, pero aún así esperan que el avance pueda ser utilizado en un futuro no muy cercano.

vía Newsweek

temas