Próxima b es un exoplaneta muy parecido a la tierra cerca de Próxima Centauri.

Un grupo de astrónomos del Observatorio Europeo Austral (ESO) descubrieron en agosto de este año un exoplaneta que guarda algunas similitudes con el nuestro llamado Próxima b. Ahora un grupo de científicos del METI (Messaging Extraterrestrial Intelligence) –una organización dependiente del programa SETI (Search for ExtraTerrestrial Intelligence)– quiere enviar una transmisión a dicho cuerpo celeste.

Aunque las intenciones son buenas, esto no significa que la transmisión sea viable, pues en primer lugar Próxima b se encuentra a 4.25 años luz de la tierra; en segundo término es necesario organizar una red de radiotelescopios para que funcionen como emisor y en tercera, porque los investigadores del METI, calculan que hace falta invertir más o menos un millón de dólares. Aún así, el ánimo del equipo no decae y piensan someter el proyecto a una ronda de financiación colectiva para que en 2018 se pueda enviar un mensaje de saludo.

Este proyecto es como dar un golpe ciego pero en el espacio, ya que si bien Próxima b tiene un rango de temperaturas que le permite al agua mantenerse en estado sólido sobre la atmósfera no tenemos noticias de que alguien o algo lo habite. Una cosa más, su estrella es una enana roja, lo que significa que está dentro de los rangos que permitirían la vida dentro del planeta, pero esto también significa que puede existir una alta radiación dentro del mismo.

Como bien se sabe muchas astrónomos importantes y personajes famosos están en contra de que se busque vida en el espacio exterior y sobre todo, de intentar contactar una nueva civilización. Stephen Hawkings es uno de ellos e incluso grupos de científicos dentro del mismo SETI consideran que puede ser peligroso. Aun así, como señala Andrew Fraknoi, del METI: “Si todos los que somos capaces de enviar mensajes decidimos solo estar a la escucha en silencio va a ser una galaxia muy silenciosa”. Esperemos que de lograr concretar este proyecto los astrónomos del METI tengan buenas noticias y encontremos una civilización más parecida a E.T y menos parecida a un Xenomorfo.

vía Gizmodo

fuente Science Alert

temas