Así sería el fin del mundo según estudio climático

El National Center for Climate Restoration publicó un estudio que atisba un panorama caótico de la humanidad para el 2050.
(Vlad Gradobyk)

Parece que la humanidad está paranoica porque sienten que el mundo se está acabando y pues tiene razón en estarlo, aunque habría que hacer una precisión: el mundo no se está acabando, la raza humana está escribiendo su extinción, el planeta, seguirá ahí cuando nosotros ya no estemos.

Un nuevo informe publicado por el thinktank australiano Breaktrough National Center for Climate Restoration, advierte que la crisis climática en las próximas décadas podría crear una alta probabilidad de que la civilización humana llegue a su fin en las próximas tres décadas siguientes.

La publicación describe un escenario poco favorable y describe un escenario apocalíptico para el 2050:

“[Se trata] de un riesgo existencial para la civilización […] que conlleva grandes consecuencias negativas permanentes para la humanidad que no se pueden deshacer, ya sea aniquilando la vida inteligente o de forma permanente y drástica su potencial”.

Los autores del estudio argumentan que ahora estamos en una situación única sin un equivalente histórico preciso, las temperaturas, por ejemplo, no se parecen a nada que haya experimentado anteriormente la humanidad. Esto significa que se deben implementar medidas urgentes para evitar las posibilidades catastróficas que llevarían a la extinción.

(Pixabay)

Según el estudio, entre 2020 y 2050 los gobiernos no actúan según el Acuerdo de París la temperatura de la Tierra subirá al menos tres grados y, según lo proyectado por estudios anteriores, los niveles de dióxido de carbono han alcanzado 437 partes por millón, algo que no se había visto en los últimos 20 millones de años.

Para 2050, habremos alcanzado el punto de inflexión (o punto de no retorno) y las capas de hielo en Groenlandia y la Antártida Occidental se derretirán y se desarrollará un escenario donde la Tierra viva una especie de efecto invernadero que aumentarán la temperatura todavía un grado más.

Para este punto, el estudio calcula que el 55% de la población mundial estará sujeta más de 20 días al año a condiciones extremas de calor que resultarían letales para los humanos. En China reinarán los monzones y en América del Norte prevalecerán los incendios forestales, las sequías y las olas de calor. Los grandes ríos de Asia se secarán y la lluvias en América Cenetral se reducirán a la mitad.

Por su parte, África occidental vivirá más de 100 días de calor mortal al año, la producción de alimentos se verá gravemente afectada y será insuficiente para alimentar a la población mundial. Más de 1,000 millones de personas tendrán que desplazarse.

Las enfermedades pandémicas se incrementarán y se convertirán en un desafío para la seguridad de las naciones. Los conflictos armados por la obtención de recursos humanos podrían convertirse en una realidad y podríamos ver, según los científicos, una guerra nuclear.

Finalmente, todas estas condiciones harían que existiera una alta probabilidad de que la civilización humana llegue a su fin.

¿Suena pesadillesco? Esta mezcla de 12 Monos, Mad Max, El Día Después de Mañana y Exterminio podría suceder si no se “examina con urgencia el papel que puede desempeñar el sector de seguridad nacional en la provisión de liderazgo y capacidad para una movilización de mano de obra y recursos a corto plazo, a nivel de toda la sociedad, de una escala sin precedentes en tiempos de paz, para construir un sistema industrial de cero emisiones y reducir el carbono para proteger la civilización humana”.

Todavía estamos a tiempo según el estudio del Breaktrough National Center for Climate Restoration pero hay que poner manos a la obra ya.

ANUNCIO