La especie fue descubierta por investigadores alemanes, quienes determinaron que su peculiar modo de desplazarse es parte de sus defensas naturales.

Cebrennus rechenbergi es el nombre de esta peculiar araña, la cual fue descubierta en el desierto Erg Chebbi (Marruecos) por un equipo de biólogos del Instituto de Investigación Senckenberg de Frankfurt.

La vida de este arácnido es fuera de lo común en más de una forma. Desarrolla sus actividades de manera nocturna y, por los días, pasa la mayor parte del tiempo en su madriguera, misma que es construida al mezclar la arena con su telaraña. Lo que más sorprende a los descubridores de esta araña, es su manera de desplazarse cuando presiente el peligro,  momento en el que comienza a dar vueltas de carro como si fuera un acróbata circense o un gimnasta olímpico.

Los investigadores descubrieron que este arácnido puede realizar sus volteretas tanto para ir hacia adelante, como para retroceder en su camino, llegando a registrar una velocidad  de hasta 2 metros por segundo, algo impresionante para un ser de este tipo.  Sin embargo, el esfuerzo al que lleva su pequeño cuerpo con estos movimientos muchas veces le ocasiona la muerte.

Actualmente, los investigadores realizan un robot inspirado en la Cebrennus rechenbergi que planean utilizar como explorador.

vía The New York Times

fuente Zootaxa

temas