4,500 trabajadores de Tyson han enfermado de COVID-19 y 18 murieron

Un reportaje sacó a la luz que la industria cárnica es la próximo foco alarmante del nuevo coronavirus en Estados Unidos.
(Foto: Pixabay)

Un artículo publicado por Business Insider realizó una investigación en Tyson, la empresa cárnica de Estados Unidos y descubrió que 4,585 empleados han contraído COVID-19 y 18 han muerto.

El artículo detalla que algunos expertos y políticos de la industria cárnica están culpando a los empleados de que las plantas procesadoras de carne se conviertan en los nuevos puntos críticos para el nuevo coronavirus. Sin embargo, los mismos trabajadores aseguran que sus jefes no se han preocupado por implementar las medidas apropiadas de seguridad, y hasta donde señala la investigación, Tyson no ha ofrecido a sus empleados la posibilidad de irse a casa con licencia remunerada.

Los casos de COVID-19 abarcan plantas procesadoras de carne en 15 estados, según datos de los gobiernos estatales y locales, el Centro de Informes de Investigación del Medio Oeste, The Counter, así publicaciones de noticias locales.

Por su parte, Tyson había destacado que implementaría nuevas medidas de seguridad para sus empleados como tomarles la temperatura, el uso de máscaras faciales, limpieza profunda adicional diaria y la instalación de divisores de estaciones de trabajo. Al mismo tiempo, la compañía asegura que ha relajado sus políticas de asistencia, renunció al periodo de espera para calificar por discapacidad a corto plazo, así como los costos de coseguro y deducible para las pruebas de COVID-19. Pero, la compañía no considera necesario implementar las licencias de enfermedad pagada, un craso error, ya que es la manera más efectiva –como todos sabemos– de evitar que el virus se propague.

Según el Centro de Informes de Investigación del Medio Oeste, ha habido al menos 12,500 casos de COVID-19 y 51 muertes en la industria del procesamiento y envasado de carne en Estados Unidos. Los expertos dijeron a Business Insider que las plantas de procesamiento de carne son el próximo punto de acceso para el coronavirus, ya que muchos de los grupos más grandes de casos de COVID-19 se centran en los rastros o mataderos.

Además, no podemos olvidar que en abril, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva para que las plantas de procesamiento de carne permanezcan abiertas con la finalidad de evitar la escasez de la misma.

ANUNCIO