El armatoste ayudará a retirar las barras radioactivas de las instalaciones. 

Hace 5 años un tsunami arrasó con las costas de Japón, provocando uno de los peores percances nucleares dentro del país asiático. En ese entonces, la central nuclear de Fukushima tuvo importantes desperfectos en uno de varios de sus  reactores, contaminando gran parte de la región y poniendo en peligro la vida de miles de personas.

A pesar de que se han tomado serias medidas para limpiar la radiación del lugar, hasta ahora no se había podido retirar las 566 barras radioactivas que daban potencia a uno de los reactores más contaminados, debido a que la última persona que realizó la tarea enfermó de leucemia. Afortunadamente Toshiba acaba de implementar una nueva e innovadora solución que promete finalmente limpiar el lugar sin poner en peligro la vida de alguien más: la adición de un robot que se encargará de retirar las barras de combustible de los reactores.

Los brazos robot
Los brazos robot

El robot, que comenzará a operar el 1 de abril del 2017, realizó una demostración de sus funciones este fin de semana. El aparato es parecido a los brazos del Doctor Octopus, los cuales están diseñados para controlarse a distancia y sostener eficientemente las barras radioactivas y cortarlas en pedazos. El dispositivo también adiciona varias cámaras a lo largo de su cuerpo, las cuales permiten monitorear su buen funcionamiento desde múltiples ángulos.

Quien diría que los brazos del Doctor Octopus servirían para el bien.

vía The Verge

fuente Japan Times

temas